Om: 10 hoteles para practicar yoga

16 marzo, 2015 - Miguel Á. Palomo

¿Te ha gustado nuestro articulo?
Om: 10 hoteles para practicar yoga

¡Cómo hemos cambiado! Ahora en los hoteles hay huéspedes yogui. Es lógico que la obsesión por la vida sana se traslade a las instalaciones y servicios ofrecidos por algunos alojamientos convertidos en auténticos templos wellbeing del siglo XXI. No hace falta coger el hatillo y encaminarse al Himalaya para un retiro espiritual. Te damos diez destinos, cercanos y exóticos, en los que puedes hacer el saludo al sol cada mañana. Practicar asanas en estos hoteles es otra cosa. ¡¡Om!!

1. Sha Wellness Clinic, El Albir

Imposible no salir más sano de lo que entraste. Un hotel que es una clínica wellness o al revés, como se prefiera, encaramado en una loma del Parque Natural Sierra Helada. El caso es que a sus habitaciones de diseño balsámico y a su piscina minimalista en la terraza con vistas a la bahía de Altea, se suma una oferta dedicada a la salud y la belleza que es interminable. ¡Qué espectáculo es aprender aquí yoga a cielo abierto mediterráneo!

Foto: Sha Wellness Clinic

2. Son Brull, Pollença

Qué tendrá la luz mediterránea que incita a la meditación. En un hotel como este Relais & Chateaux no se escatima ni un detalle de hospitalidad refinada y hace tiempo que se apuntó a la enseñanza del yoga en el jardín de su finca. Hay que reservar hora con la profesora Claudia para recibir las enseñanzas de Hatha Yoga según el maestro Swami Sivananda.

Foto: Son Brull

3. Abadía Retuerta LeDomaine, Sardón de Duero

Refugio de espiritualidad, no cabe duda. Otro Relais & Chateaux, en este caso dedicado en cuerpo y alma al enoturismo con DO Ribera del Duero y a la alta cocina de Andoni Luis Aduriz, pero que reserva en el establo de la abadía una zona sensorial para masajes, puesta a punto y, por supuesto, mucho yoga: suave, relajante, revitalizante, para embarazadas, para después del parto y para niños.

Foto: Abadía Retuerta LeDomaine

4. Hotel Santa Marta, Lloret de Mar

De nuevo, el yoga sale al encuentro del mar, en concreto rumbo a la Costa Brava, en la Playa Santa Cristina. Allí, entre una arboleda que llega casi hasta la orilla, este hotel tiene una parte clásica y otra moderna, ambas todo vistas, pero merece la pena consultar sus Retiros de Yoga, distintos paquetes que incluyen sesiones de varias horas de práctica, así como acupuntura, reflexología y técnica ayurvédica.

Foto: Hotel Santa Marta

5. Martinhal, Sagres

Ya sea en el solárium, en una sala cubierta o en la misma playa, es habitual la visión de un grupo respirando en silencio la flor de loto. Este gran hotel del Algarve se vive así, conectando con el entorno y con uno mismo, aunque el yoga es solo una parte mínima de su completo programa de actividades para todas las edades.

Foto: Martinhal

6. Palais Namaskar, Marrakech

Desde que fue inaugurado en 2012, este hotel del Palmeral representa las bondades del lujo morocco y cada uno de sus espacios inspira una clase para entregarse al om. Lo mismo sea en el spa, bajo los principios del feng shui, en la piscina y en el jardín de este palacio oriental de las mil y una noches. Además de un break puntual, el hotel se reserva meses enteros para dedicarlos a esta disciplina milenaria.

Foto: Palais Namaskar

7. Mandarin Oriental Bangkok, Bangkok

La marca urbana y exquisita Mandarin Oriental es sinónimo también de dedicación wellness. El espacio de relajación de uno de los hoteles más formales de la ciudad se define como un santuario de filosofía holística y de estética siamesa donde reservar sala lista para casi entrar en trance. Además, en las habitaciones el huésped encuentra también facilidades para los yoguis más tímidos.

Foto: Mandarin Oriental Bangkok

8. Royal Palm, Mauricio

Máximo lujo con sello de la cadena Beachcomber. Este es un referente de la exigencia wellness, que incluye un spa único en manos de la marca Clarins. El yoga tiene su sitio específico en un pabellón de paja ambientado para trasladarse a un estado dimensional superior.

Foto: Beachcomber / Royal Palm

9. Parrot Cay by COMO, Islas Turcas y Caicos

Otro gran resort santuario pero azotado por las aguas del Caribe. La gran finca isleña acoge villas y casitas paradisíacas, y si además el spa del hotel lleva por nombre COMO Shambhala la cosa promete. El equilibrio espiritual de las propiedades holísticas y del Ayurveda ayuda lo suyo a que el yoga se convierta en una actividad inolvidable a pie de arena. Seminarios y terapias, y hasta un programa intensivo de cinco horas diarias durante cinco días a la semana explican lo en serio que el hotel se toma la elasticidad corporal y mental.

Foto: COMO Hotels / Parrot Cay by COMO

10. American Trade Hotel, Casco Viejo
Cerramos con una curiosidad no precisamente oriental. En esta ciudad de Panamá, este hotelito vistoso e inquieto de la cadena ACE reserva todos los lunes su terraza para una sesión de yoga y brisa revitalizante.

Foto: American Trade Hotel

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter