Pueblos negros de Guadalajara: ruta, curiosidades e imprescindibles

7 septiembre, 2018 - Bárbara Chacón

Pueblos negros de Guadalajara: ruta, curiosidades e imprescindibles (iStock)
¿Te ha gustado nuestro articulo?
Pueblos negros de Guadalajara: ruta, curiosidades e imprescindibles
DESCÁRGATE YA Guía definitiva de los 20 pueblos más bonitos de España

Los pueblos negros de Guadalajara llevan este nombre debido a su característica arquitectura, en la que prima el uso de la pizarra. Este material es empleado en la construcción de casas, vallas, puentes, fuentes e iglesias. En la provincia de Guadalajara se pueden encontrar pequeños conjuntos arquitectónicos perfectamente conservados. Su peculiaridad son los muros gruesos, las ventanas pequeñas y los grandes portones de madera, que contrastan con el verde intenso de la sierra de Ayllón.

Por lo general en los pueblos negros predominan los colores oscuros propios de la pizarra, aunque se pueden encontrar otras tonalidades como el ocre. Este tipo de arquitectura no es exclusivo de la región de Guadalajara y puede encontrarse también en otros lugares de España, como el Valle de Arán en la provincia de Lérida o en las Hurdes en Extremadura.

Campillo de Ranas (Santiago López Pastor, Flickr)

Campillo de Ranas (Santiago López Pastor, Flickr)

Entre los pueblos negros más destacados hay que citar Campillo de Ranas, Robleluengo, Umbralejo y Majaelrayo. El primero es un municipio diminuto de apenas 60 habitantes. Tras décadas de aislamiento, debido a la falta de caminos para llegar a este valle, se ha reinventado como capital de España de las bodas gays. En ciertas épocas se han celebrado hasta 80 enlaces por año, lo que ha otorgado mucha visibilidad y dinamismo a esta localidad.

Robleluengo es una pequeña aldea en la que la rica naturaleza y la arquitectura de los pueblos negros se funden, creando un entorno con muchísimo encanto. En los alrededores de este pueblo hay un valle con robles centenarios, que en otoño se tiñe de muchos colores.

Umbralejo (Santiago López Pastor, Flickr)

Umbralejo (Santiago López Pastor, Flickr)

Umbralejo es un pueblo deshabitado, cuyos edificios y terrenos fueron expropiados en 1971 por el Instituto para la Conservación de la Naturaleza. En 1984 fue integrado en el Programa de Recuperación de Pueblos Abandonados. Gracias a esta iniciativa pública, ha podido ser parcialmente reconstruido. Hoy es utilizado para campamentos de verano. Umbralejo, que pertenece al municipio de La Huerce, posee unas 70 edificaciones rehabilitadas. Es quizás el menos conocidos entre los pueblos negros de Guadalajara.

Majaelrayo se halla a los pies del Pico Ocejón. Desde la cima se puede admirar todo Madrid. Es uno de los pueblos negros más interesantes, entre otras cosas porque está muy cerca del famoso Hayedo de Tejera Negra. De Majaelrayo salen varias rutas de senderismo al Pico de Ocejón, al pico Campachuelo o hasta la población de Cantalojas, puerta del hayedo.

Tamajón (Pegatina, Flickr)

Tamajón (Pegatina, Flickr)

Otra ruta interesante por los pueblos negros de Guadalajara es la de Tamajón, que te permitirá conocer pueblos como Almiruete, un ejemplo exquisito de la arquitectura negra y dorada, porque presenta construcciones de mampostería de cuarcita. Vale la pena entrar a la iglesia románica de la Asunción, del siglo XIII, que presenta también detalles góticos.

En este misma ruta se puede hacer una parada en Palancares, un municipio casi despoblado y rodeado de bosques de robles. La ruta continúa hacia uno de los lugares más turísticos de esta región, Valverde de los Arroyos, famoso por su hermosa plaza Mayor y la iglesia de San Ildefonso, del siglo XIX. A 2 kilómetros de este pueblo se encuentran las Chorreras de Despeñalagua, unas lindas cascadas con una caída de más de 120 metros.

Majaelrayo (Santiago López Pastor, Flickr)

Majaelrayo (Santiago López Pastor, Flickr)

0 Comments

Deja tu comentario

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter