Qué ver en Baden-Baden

28 agosto, 2014 - Redacción

¿Te ha gustado nuestro articulo?
Qué ver en Baden-Baden

Desde hace décadas la ciudad-balneario de Baden-Baden es uno de los destinos de vacaciones preferidos por aristócratas y millonarios de todo el mundo, lo que junto a sus aguas termales, su casino y su oferta cultural la convierten en un lugar irresistible.

Al norte de la Selva Negra reposa el lugar más glamouroso de Alemania: Baden-Baden. La ciudad es lugar donde mandan la elegancia, la opulencia y, también, y no menos importante ni menos interesante, un aire kitsch de lo más curioso… Fundada hace más de dos mil años Baden-Baden es, antes que todo, un destino de salud, conocido ya como tal en los años del Imperio Romano (fueron los romanos los primeros en construir termas: parte de sus ruinas, que pueden ser visitadas, se encuentran hoy en día bajo el Friedrichsbad. Desde entonces, los visitantes han acudido al reclamo de sus doce fuentes de aguas termales, de las que manan más de 800.000 litros de aguas curativas con una temperatura de 69°C…

Que-ver-en-Baden-Baden

Baden-Baden es la puerta de entrada a la Selva Negra y recibe el sobrenombre de “Capital Veraniega de Europa”

Hoy, los dos baños termales de la ciudad, el más contemporáneo Caracalla Spa y el histórico Friedrichsbad -además de los que se encuentran en hoteles y otros establecimientos- están considerados entre los mejores del mundo.

Con más de cuatro mil metros cuadrados, el Caracalla Spa (Römerplatz 1) es una cita habitual de famosos alemanes, pero también de todos aquellos que quieran cuidarse en un marco realmente exclusivo y elegante. Allí, entre elegantes columnas de mármol y piscinas con agua azul turquesa, 12 fuentes naturales surgen desde unos 2.000 m de profundidad. Hay una romántica gruta de agua fría y caliente, así como diversas piscinas con chorros de masaje.

En la misma ubicación, el histórico Friedrichsbad, sobre las ruinas de los baños romanos, situado a los pies del Altstadt (casco antiguo), ofrece desde hace 125 años una estupenda combinación de la tradición balnearia romana e irlandesa. Y no sólo los baños hacen milagros. Incluso las pinturas al fresco que decoran la impresionante cúpula central proporcionarán agradables sensaciones para el cuerpo y el alma…

Que-ver-en-Baden-Baden

El Caracalla Spa de Baden-Baden está considerado uno de los mejores spas del mundo

La arteria principal de la ciudad es la Lichtentaler Allee, de tres kilómetros de longitud, un auténtico oasis urbano de 40 hectáreas y más de 300 especies de árboles y arbustos que, con sus tres kilómetros de longitud, es el auténtico corazón verde de Baden-Baden. Aquí se encuentra el Museo Frieder Burda (Lichtentaler Allee 8b. Abierto de martes a domingos de 10h a 18h; lunes, cerrado. Entradas: adultos, 12€), obra del arquitecto norteamericano Richard Meier, que atesora un colección privada con más de 550 pinturas y esculturas: Una parte de la colección se centra en el “Arte Clásico-Moderno”, con obras de expresionistas alemanes; hay también una selección de las últimas obras de Pablo Picasso, y obras del expresionismo abstracto americano, con trabajos de los grandes Jackson Pollock y Mark Rothko. En las inmediaciones de este parque se encuentra otro, el Gönneranlage, de inicios del siglo XX, con hermosas fuentes y pérgolas.

Que-ver-en-Baden-Baden

La Lichtentaler Alle es el corazón verde de Baden-Baden

El otro gran museo de la ciudad es el Museo Fabergé, único en el mundo en su clase, dedicado a la vida y obra del mítico Carl Peter Fabergé y donde se exponen más de setecientas de sus obras maestras, desde legendarios huevos de pascua a pitilleras (la colección más grande del mundo, de hecho), miniaturas… Hay otra cita de categoría mundial con la cultura en Baden-Baden gracias al segundo teatro de ópera más grande del mundo, el Festspielhaus (Beim Alten Bahnhof 2), con aforo para más de 2.500 espectadores y que celebra más de 300 representaciones al año, y que ocupa la antigua estación de ferrocarriles de la ciudad.

Que-ver-en-Baden-Baden

La Festspielhaus de Baden-Baden es el segundo mayor teatro de ópera del mundo.

Del Casino de Baden-Baden (Kaiserallee 1) decía Marlene Dietrich que era el más bello del mundo. Ubicado en el Kurhaus, un edificio del primer tercio del siglo XIX inspirado en los castillos reales franceses, su decoración abigarrada y suntuosa es el marco ideal para la infinidad de actos que se celebran -conciertos, galas benéficas, bailes de sociedad- y, desde luego, para jugar a la ruleta -americana o francesa, ¿cuál prefieres tú?-, el blackjack o el póker.

Que-ver-en-Baden-Baden

Marlene Dietrich decía que el casino de Baden-Baden era el más bello del mundo

Para recuperar fuerzas tras el paseo por la ciudad, tienes que conocer la que es su mejor cafetería: el precioso Café König (Lichtentaler Straße 12), una espectacular tentación de tartas y pasteles, tartaletas y quiches, de una factura impecable, cuarenta tipos de chocolate y treinta variedades de bombones de producción propia: creerás que estás en el cielo.

¡Buen viaje!

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter