Qué ver en Lille

30 junio, 2014 - Redacción

¿Te ha gustado nuestro articulo?
Qué ver en Lille

A un paso de París en tren de alta velocidad se esconde la coqueta ciudad de Lille, en la que no echarás en falta nada de lo que esperas de una escapada a la Francia más auténtica.

En el norte de Francia, en la región de Nord-Pas de Calais, abundan las razones para hacer de una escapada de pocos días un viaje realmente inolvidable. Arras, Roubaix, Lens… y, desde luego, su capital, Lille, una ciudad coqueta, accesible y repleta de charme viajero que podrás vivir al máximo en apenas un día. Lille está repleta de rincones de casa de muñecas, de buen shopping y mejor gastronomía… ¡Vamos a descubrirlo!

Por la mañana: paseando por el Viejo Lille

Paséate con calma y descubrirás su ecléctica colección de arquitectura, en la que caben desde palacios de la ópera construidos durante la ocupación alemana a centenares de casas del más puro estilo flamenco, pasando por joyas como el Ayuntamiento -Patrimonio de la UNESCO-, el inmenso parque urbano de la Ciudadela, el beffrois (campanario) más alto de Francia con 104 metros de alto… El centro de la ciudad -el Viejo Lille– es un conjunto de calles y calljuelas adornado por una preciosa colección de edificios construidos entre los siglos XVII y XX y en los que se aprecia la riquísima herencia histórica de la ciudad -por la que han pasado españoles, flamencos…

El corazón de la ciudad late en la Grand Place, una maravilla arquitectónica cuya riqueza salta a la vista: es toda una colección de edificios construidos entre los siglos XVII y XX en cuyo centro se erige una estatua que conmemora la resistencia de Lille durante el asedio al que la sometieron los austriacos a finales del siglo XVIII.  En la plaza se encuentra el edificio más conocido de la ciudad, el palacio de la Bolsa, construido a mediados del siglo XVII, y formado por 24 pequeños edificios asomados a un patio de soportales donde siempre hay montado un mercadillo de libros y cómics, además de gente jugando al ajedrez.

Qué-ver-en-Lille

La Grand Place

Por la tarde: arte en el palacio

El Palacio de Bellas Artes de Lille (18 rue de Balmy. Abierto de martes a domingo de 10h a 18h, los lunes de 14h a 18h. Entradas: 6’5€) es uno de los principales museos de Francia (está considerado el segundo más importante del país tras el Louvre de París). Ubicado en un imponente edificio del siglo XIX, alberga una colección espectacular de más de cuatro mil piezas que son todo un repaso a la mejor pintura europea -entre ellas, treinta piezas de Rafael, por ejemplo-, además de antiguedades, obras medievales y del Renacimiento, cerámicas de los siglos XVII y XVIII, escultura francesa del XIX y la que probablemente sea la mejor colección mundial de maquetas de fortalezas y ciudades fortificadas. La razón de esta “rareza” estriba en que en la ciudad se encuentra una de las fortalezas más conocidas -e inexpugnables- del mundo, la ciudadela de Vauban, una auténtica ciudad militar de más de 1.700 hectáreas construida entre 1667 y 1670 al norte de la ciudad que es hoy un bucólico parque urbano donde el sonido de las armas ha dejado paso al de los picnics familiares…

Qué-ver-en-Lille

Palacio de Bellas Artes de Lille

Por la noche: entre rascacielos

Desde siempre, Lille ha sido un nudo comercial de primera categoría. Su puerto, en el riío Deûle, es uno de los más importantes de Francia, pero es alrededor de la estación de tren de alta velocidad donde ha levantado en los últimos años el barrio de Euralille, formado por edificios residenciales y de oficinas y equipamientos que han diseñado grandes nombres de la arquitectura contemporánea como Rem Koolhas o Jean Nouvel. Para rematar tu escapada intensa a Lille, hazlo con una excelente cena en uno de los mejores restaurantes de la ciudad, el Jouer de Pêche (2 rue de Pas, http://www.jourdepeche.fr), a un paso de la Grand Place, y que es el típico restaurante francés donde se come divinamente por poco dinero y cuya decoración es, simplemente, un canto al buen gusto sencillo y la elegancia, alejado de toda estridencia. En la carta, que cambia con cada estación, todo pescado y marisco más alguna especialidad para veganos o carnívoros.

Qué-ver-en-Lille

Restaurante El Jouer de Pêche

¡Buen viaje! 

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter