Qué ver un sábado en Palma de Mallorca

5 marzo, 2014 - Redacción

¿Te ha gustado nuestro articulo?
Qué ver un sábado en Palma de Mallorca

Palma de Mallorca es tan interesante, tan llena de secretos, que un sábado te parecerá poco tiempo para descubrirla.

Un sábado cualquiera será siempre maravilloso en Palma de Mallorca, llegues en barco o en avión (como decía la famosa canción de los años sesenta). Que Mallorca es un destino turístico internacional de primer orden lo sabe todo el mundo -más de once millones de viajeros extranjeros disfrutan al año de la isla- pero precisamente por eso Palma, su capital, es en gran medida y para muchos una gran desconocida. ¡Vamos!

Por la mañana: el mejor desayuno del mundo

Hay por delante un fin de semana intenso en Palma, así que nada mejor para comenzarlo que cargarse de energía con uno de los mejores desayunos del mundo, el del hotel Hospes Maricel (Crta d’Andratx 11 Cas Català). No es un adjetivo gratuito: ha ganado premios internacionales muy prestigiosos y el marco es realmente espectacular, un hotel cinco estrellas colgado del mar en la bahía de Palma. Esta “experiencia culinaria totalmente innovadora” consta de un menú degustación de múltiples platos, entre los que sorprenden los zumos digestivos y batidos de leche o chocolate con especias, las mantequillas dulces y saladas, una amplia variedad de panes aromáticos, los mini-yogures de mermelada de fruta y especias, los chocolates y las cremas, la bollería y la repostería con frutas y verduras, o el espectacular chupito de tomate encebollado con huevo de codorniz. Todo un desayuno de campeones.

A mediodía: paseando por el centro

Palma de Mallorca comenzó a poblarse en tiempos de los romanos y hoy el centro de la ciudad, que en tiempos estuvo cerrado por las murallas, es una colección de calles de trazado medieval, palacetes renacentistas, bulevares al estilo parisino -Born, Rambla- y plazas bucólicas -como la del Mercat o de Cort-… En el centro, sobresalen dos figuras imponentes: las de la Seu, la catedral, y el palacio de la Almudaina, la residencia real, que se asoman a las aguas del Parc de la Mar (uno de los parques urbanos más bellos del mundo, según el famoso arquitecto Richard Rodgers). Para rematar el paseo y recuperar fuerzas, come a buen precio disfrutando de las mejores vistas de la ciudad en el restaurante del museo Es Baluard.

que-ver-un-sabado-en-Palma-de-Mallorca

Por la tarde: Santa Catalina

A la sombra de los molinos de Es Jonquet, Santa Catalina, el antiguo barrio de los pescadores está de moda. Multitud de residentes europeos le han dado un nuevo aire a estas calles de viviendas tradicionales donde todavía conviven tiendas de aparejos y cebos con boutiques cool, panaderías suecas y los mejores restaurantes de la ciudad. El mercado es el corazón del barrio: y aunque el sábado por la tarde está cerrado, los bares que lo rodean -el Zanzíbar, Perrito…- son como imanes para los palmesanos.

que-ver-un-sabado-en-palma-de-mallorca

Sábado por la noche: de marcha

El Paseo Marítimo es la gran avenida que sirve de fachada marítima a la ciudad, y es el escaparate por el que, durante el día, pasean los turistas, los locales y los miles de pasajeros que bajan de los cruceros. Por la noche, se convierte en el centro de la marcha de la ciudad, con discotecas históricas como Tito’s. En Santa Catalina, el barrio más trendy de la ciudad, hay bares como el Cuba o el Soho y el recién llegado Patrón Lunares, un local muy ecléctico que es, ahora mismo, el lugar que no te puedes perder ; y en la plaza del Mercat, el epicentro de la beautiful people de la ciudad, tienes que catar los gin tonic del Nicolás. ¿Qué te parece tu sábado intenso en Palma de Mallorca?

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter