Qué ver y hacer en Roma en pocos días

3 mayo, 2019 - Jonathan Niclós

Qué ver y hacer en Roma (pixabay)
¿Te ha gustado nuestro articulo?
Guía de los 100 restaurantes imprescindibles de Madrid
Descarga tu guía GRATIS

La denominada como la Ciudad Eterna enamora a cada paso que se recorre. Antigua capital del Imperio Romano, Roma es una ciudad cultural e históricamente muy rica, donde los vestigios de sus antiguos moradores siguen vigentes siendo pieza clave en la vida de sus habitantes. Cada día, millones de visitantes se desplazan a esta ciudad para descubrir sus increíbles iglesias, monumentos, plazas y fuentes, convirtiéndola en un extraordinario museo al aire libre. Sin embargo, si disponemos de pocos días o solo un fin de semana para poder recorrerla, lo más habitual es contratar algunos de los tours por Roma que existen u organizar los lugares más importantes para aprovechar al máximo la visita a la ciudad.

Lugares que no puedes perderte en Roma

Si hay un símbolo inequívoco de Roma, ese es el famoso Coliseo. Construido en el siglo I d.C., es a día de hoy uno de los monumentos más visitados del mundo, pudiendo recorrerse mientras sientes la presencia de todas aquellas personas que en su día llenaban sus gradas. Llegar al Coliseo no tiene pérdida pues se encuentra en pleno centro de la ciudad, junto al Foro Romano y el Palatino, dos zonas arqueológicas de gran relevancia mundial. La entrada a estos tres monumentos es conjunta, por lo que os recomendamos comprarlas con bastante antelación e ir por la mañana temprano para evitar así las largas colas que se forman.

A unos 15 minutos de allí se encuentra el famoso Pantheon di Agrippa, uno de los edificios de la antigua Roma mejor conservados de toda la ciudad. La visita a este templo circular construido en el año 165 d.C. es totalmente gratuita y alberga en su interior la tumba de varios reyes italianos y personajes relevantes. Sin duda, lo más llamativo del edificio es la abertura de unos nueve metros en el techo que da pie a curiosas fotografías. Cuando terminéis la visita, podéis dirigiros a la Piazza Navona para admirar sus tres fuentes: Fuente de los Cuatro Ríos, la Fuente del Moro y la Fuente de Neptuno. No os marchéis de esta plaza sin saborear un delicioso gelatto sentados en alguno de sus bancos.

Por supuesto, visitar Roma y no acercarse a la extraordinaria Fontana di Trevi es puro sacrilegio. La fuente más grande de la ciudad atrae a cientos de visitantes a diario que siguen la famosa tradición de tirar monedas en su interior y pedir un deseo. Si vais de noche, la imagen de la fuente será aún más impresionante si cabe. Por otro lado, cruzando el río entraréis en la Ciudad del Vaticano, hogar del Papa y sede de la Iglesia Católica. Al igual que ocurre con el Coliseo, para ver los Museos Vaticanos es recomendable ir por la mañana temprano ya que la duración de la visita aproximadamente las tres o cuatro horas. Asimismo, comprar las entradas por internet os permitirá entrar en el momento que lleguéis.

En estos museos se encuentra la espectacular Capilla Sixtina, así como las obras de arte más valiosas del mundo. Cuando salgáis, dirigíos a la Piazza San Pietro donde se ubica la Basilica di San Pietro, la cual alberga importantes reliquias y obras de arte. Una joya de la arquitectura renacentista y barroca, en su interior podréis admirar una de las célebres obras de Miguel Ángel: la Piedad. Si las alturas no os imponen, atreveos a subir los 136 metros de altura que separan el suelo de la Cúpula de la basílica. La subida por las escaleras es larga y angustiosa y no apta para personas que padecen claustrofobia. No obstante, los 320 escalones merecen totalmente la pena cuando contempléis las hermosas vistas de la ciudad a vuestros pies.

0 Comments

Deja tu comentario

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter