Ryanair no deja volar a una joven en silla de ruedas

4 diciembre, 2019 - Azucena de El Viajero Fisgón

Ryanair no deja volar a una joven con silla de ruedas (Istock)
¿Te ha gustado nuestro articulo?

En muchas ocasiones hemos escuchado algunos altercados que algunos pasajeros han tenido con las aerolíneas por impedirles viajar a bordo. Algunas veces son por razones más que justificadas, pero en alguna que otra ocasión, nos hemos encontrado con situaciones que se han hecho públicas y que nos han dejado a todos perplejos.

El último altercado de un pasajero con una aerolínea ha sido con Ryanair . La famosa aerolínea de vuelos low cost ha impedido que una joven valenciana vuele en su silla de ruedas el próximo 9 de noviembre, alegando que la silla es demasiado alta y que por ello, no cabe en la bodega del avión.

La pasajera Belén Hueso padece una enfermedad rara neurodegenerativa llamada Ataxia de Friedreich y necesita estar acompañada de su silla de ruedas. Por ello solicitó el registro correctamente para solicitar asistencia o facturar su silla de ruedas, ya que las personas que padecen este tipo de dificultades deben de cumplimentarlo para avisar a la aerolínea.

La joven ya ha denunciado por redes sociales el suceso, considerándolo de injusticia ya que la silla de Belén cumple todos los requisitos necesarios para poder volar. Sin embargo, Ryanair rechazó su petición asegurando que «no cabe en la bodega del avión», aunque en su web informan de que está permitido que los clientes viajen con su propia silla de ruedas eléctrica o scooter de movilidad.

La silla de Belén cumple todos los requisitos necesarios para poder volar (Istock)

La silla de Belén cumple todos los requisitos necesarios para poder volar (Istock)

Las limitaciones que indica la compañía, es el número de sillas por vuelo, ya que solo se permiten 2 en cada vuelo por la capacidad de sus aviones. Por otro lado, por razones de seguridad, solo se aceptan aquellas que contengan baterías secas, de gel o de iones de litio y que sus dimensiones no excedan de los 81 cm de alto. los 119 cm de ancho y los 119 cm de largo.

Por lo que el único problema del modelo que utiliza la joven, es que no puede plegarla y cuenta con 102 centímetros de alto. Desde la aerolínea, sugirieron viajar con una silla manual y plegable, pero por su condición física, no podía. Como la aerolínea no dejó pasar a Belén, esta pidió el reembolso del importe del billete a través de atención al cliente, pero la compañía contestó que no devuelven el dinero bajo ningún concepto. 

Ryanair, viendo la reacción de los medios ante tal injusticia, ha vuelto a contactar con ella para devolverla el importe del vuelo.

0 Comments

Deja tu comentario

« »
¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter