¿Sabes por qué la mayoría de los aviones son blancos?

1 noviembre, 2019 - Miguel Á. Palomo

Airbus blanco (Aero Icarus, Foter)
¿Te ha gustado nuestro articulo?

Igual no te lo habías planteado, pero para eso existe internet, para dar sentido a las cuitas que nos desasosiegan. Un usuario de la plataforma de preguntas Quora se cuestionó el porqué del color blanco de los aviones y en seguida recibió un aluvión de explicaciones técnicas por parte de la comunidad. Como pasa con los coches, el color es una variable más a la hora de elegir modelo. Y como pasa con ellos, también en los aviones la elección es una cuestión de dinero.

Avión en blanco y negro (valentin hintikka, Foter)

Avión en blanco y negro (valentin hintikka, Foter)

Para empezar, pintar un avión es un proceso largo y, por lo tanto, costoso. Desde que empieza hasta que el avión queda operativo pasan unas dos o tres semanas. Requiere, por tanto, de un presupuesto que puede oscilar entre los 50 y los 200.000 dólares. La decisión no es, desde luego, baladí.

Ahora, una pequeña clase de teoría del color: el color blanco recibe los colores principales del espectro (rojo, verde y azul) y los devuelve reflejados. La mezcla de estas longitudes de onda de la luz visible es el color blanco que vemos. Y, además de que la pintura blanca es más barata que las de otros colores, este color es el que menos se degrada en contacto con los rayos ultravioletas, lo que hace que tenga que repintarse menos veces. El blanco es muy sufrido en el aire.

Avión en tierra (Foter)

Avión en tierra (Foter)

Por lo general, es la eficiencia energética, otra cara del factor económico, una de las claves a la hora de decantarse por el color blanco. Esta pintura supone un ahorro en el aire acondicionado ya que el avión no se calienta tanto. Además, es una pintura más ligera, con lo que interviene un ahorro de combustible.

Algunas compañías, sin embargo, llegan al extremo de dejar los aviones tal y como salen de fábrica con su color metálico original para no sumar kilos al peso total de la embarcación y ahorrar así todavía más en combustible. Pero al ir más desprotegido de ese barniz, el fuselaje se desgasta y requiere más horas posteriores de pulido. A pesar de ello, a según qué compañías les compensa.

Otras explicaciones adicionales tienen que ver con la seguridad aérea. Un avión blanco se ve más en el cielo, pero sobre todo también es más fácil de detectar sus incidencias en las revisiones de fuselaje. Por último, está el asunto de la practicidad: en el mercado de compra-venta y alquiler aeronáutico, es más sencillo colocar un avión blanco que uno de otro color que haya que volver a pintar. De nuevo, una cuestión de dinero.

Aviones en el aeropuerto (Foter)

Aviones en el aeropuerto (Foter)

Mejor mantenimiento, visibilidad, ahorro de energía… Es por todo esto que, salvo excepciones más derrochadoras, la gran mayoría de los aviones se parecen unos a otros, con su logo empresarial correspondiente y poco más, y tienen en común ese color blanco.

0 Comments

Deja tu comentario

« »
¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter