Un viaje en el Transiberiano, una experiencia única

26 abril, 2019 - Luis Javier de El Viajero Fisgón

Un viaje en el Transiberiano, una experiencia única (Istock)
¿Te ha gustado nuestro articulo?

Para aquellos que busquen nuevas experiencias a la hora de viajar os proponemos una forma muy particular de conocer nuevos lugares: la ruta del tren Transiberiano. Inaugurada en 1904 y con una longitud de más de 9.288 kilómetros, el Transiberiano es el tren más largo del mundo. Sin embargo, cuenta con una peculiaridad. No se trata únicamente de un tren sino de una ruta ferroviaria que atraviesa Rusia de un extremo a otro, conectando Moscú con Vladivostok en la costa rusa del océano pacifico. En total cruza 87 ciudades y siete husos horarios distintos a lo largo de su recorrido.

El tren nació con la intención de ser la principal vía de comunicación con las diferentes ciudades de Siberia, siendo utilizada por los ciudadanos rusos, chinos y mongoles tanto para la exportación del 30% de sus mercancías como para trayectos domésticos. Actualmente, es uno es una de las rutas turísticas de mayor relevancia. Te recomendamos que eches un vistazo en esta web especializada para conocer con mayor profundidad los horarios, los diferentes trayectos así como todo la información necesaria para disfrutar de una experiencia inolvidable.

Rutas del Transiberiano

Tras el enorme éxito conseguido por el Transiberiano, años más tarde de su nacimiento se decidió ampliar el recorrido y crear nuevas rutas que conectarán diferentes ciudades. En total hay tres rutas con recorridos muy similares entre sí con diversas paradas en las principales ciudades y localidades. Si bajas en alguna de ellas ten en cuenta el tiempo, pues el tren no suele esperar a nadie. Lo más idóneo es realizar la ruta durante los meses de verano para evitar congelarnos con las frías temperaturas invernales y poder admirar la belleza de los paisajes en todo su esplendor.

1 Ruta del Transiberiano

Es, sin lugar a dudas, la ruta por excelencia. Como hemos mencionado antes, comienza en Moscú para finalizar en Vladivostok, ciudad portuaria muy cercana a las fronteras de China y Corea del Norte. También es posible realizar el trayecto al contrario, comenzando en Vladivostok y terminando el recorrido en Moscú, pero no es lo más habitual. Durante los siete días en los que transcurre el viaje podrás empaparte de la cultura de la zona, ya que en él viajan un gran número de ciudadanos rusos, mientras conoces el inexplorado territorio de Rusia.

2 Ruta del Transmongoliano

Esta ruta es quizás una de las más populares y frecuentadas por los viajeros extranjeros al seguir la antigua ruta del té y los caballos desde Rusia hasta China. De hecho, mantiene su recorrido con la del Transiberiano hasta Ulán Udé, dirigiéndose al sur de Siberia para terminar en la capital de China, Pekín. Durante sus 7621 kilómetros de trayecto atraviesa Mongolia (Ulaanbaatar es su capital) y diversos asentamientos mongoles y rusos, así como el desierto de Gobi hasta alcanzar su destino final.

3 Ruta del Transmanchuriano

Con una distancia de 8960 kilómetros, esta ruta es probablemente la menos frecuentada por los visitantes. Su camino coincide con el Transiberiano hasta la ciudad de Társkaya, donde se dirige hacia el este en dirección al final del recorrido. Al igual que ocurre con el Transmongoliano, el recorrido finaliza en Pekín, aunque evita pasar por Mongolia como si hace el primero. Recibe su nombre de la región china de Manchuria, la cual atraviesa en su camino a la capital.

0 Comments

Deja tu comentario

« »
¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter