10 planes increíbles que hacer en Bilbao

10 noviembre, 2015 - David García

Vistas de Bilbao con el Guggenheim, la ría y al fondo la torre de Iberdrola. Antonio Garcia (Flickr)
¿Te ha gustado nuestro articulo?
10 planes increíbles que hacer en Bilbao

Con sus casi 400.000 habitantes, Bilbao es una de las ciudades más dinámicas de España y que evoluciona a una mayor velocidad. Es realmente increíble ver cómo ha crecido la capital vizcaína en solo 30 años, y cómo ha ido transformando una ciudad muy industrial en una cosmopolita y urbanita, con decenas de hitos arquitectónicos entre otros atractivos. Si vas allí a pasar unos días, te advertimos que no te vas a aburrir.

1. Ir de pintxos.

Empecemos por coger fuerzas, y hagámoslo con lo más típico de Bilbao: sus pintxos. Eso sí, riégalo con un buen vino de la tierra. Te proponemos el Casco Viejo, con calles como Santa María o Jardines, y bares como el Irrintzi, el Gatz, el Txiriboga (ojo con sus exquisitas croquetas), o el Berton. Si además hace buen día, no dudes en estar en la calle degustando pintxo y copita de vino. Al margen de una delicia para el paladar, lo mejor es el ambiente que se vive en las calles. No querrás que pase la hora del aperitivo.

Imagen de unos pintxos de un bar de Bilbao. GastroyPolitica By FB (Flickr)

Imagen de unos pintxos de un bar de Bilbao. GastroyPolitica By FB (Flickr)

2. Paseo por la ría.

“Desde Santurce a Bilbao, vengo por toda la orilla…”. ¿Te suena la canción? Bueno, pues ese pequeño trayecto tan mítico en Vizcaya podrás hacerlo tú mismo ya que existen compañías que te dan una vuelta por la famosa ría. París tendrá el Sena y Budapest el Danubio, pero nosotros tenemos aquí nuestra ría, y también es navegable.

Ría de Bilbao. Alex Lillo (Flickr)

Ría de Bilbao. Alex Lillo (Flickr)

3. Playa de Azkorri.

Antes hablábamos del buen tiempo en Bilbao e ir de pintxos. Pues bien, si sigues con buen tiempo (en verano más que nada) te proponemos acercarte a la playa de Bilbao. Bueno, al menos de manera ‘oficiosa’. Las playas vascas son diferentes a las del resto de España, tienen algo especial, tanto por el mar (obviamente el Cantábrico es especial) como por la arena y el entorno. Si quieres una experiencia increíble, te animamos desde aquí a que la visites y te des un bañito.

Playa de Azkorri. EGIZU Getxo Euskaldun Elkartea (Flickr)

Playa de Azkorri. EGIZU Getxo Euskaldun Elkartea (Flickr)

4. Jornada de arquitectura.

Antes hemos mencionado que sin duda alguna, en la actualidad, Bilbao es un referente de la arquitectura en Europa. Desde el museo Guggenheim hasta el Nuevo San Mamés (condecorado con diferentes premios arquitectónicos) pasando por la catedral, el puente de Zubi Zuri (obra de Calatrava), el Mercado de la Rivera, la nueva torre de Iberdrola o los fosteritos (las estaciones de metro, de Norman Foster). Puedes dedicar un día entero a la arquitectura en Bilbao, y de diversos estilos además. Más enriquecedor, imposible.

Puente de Zubi Zuri, de Santiago Calatrava. Tnarik Innael (Flickr)

Puente de Zubi Zuri, de Santiago Calatrava. Tnarik Innael (Flickr)

5. Visitar el Guggenheim.

Es obligado entrar al Guggenheim, verlo por dentro, disfrutar de la exposición de turno. Porque una cosa está clara, la dirección del centro acierta con sus exposiciones temporales así que es una garantía de éxito: acertarás seguro pasando.

Museo Guggenheim. Carmen Martín (Flickr)

Museo Guggenheim. Carmen Martín (Flickr)

6. Ir a ver un partido del Athletic.

Hay pocas cosas más emocionantes que un buen partido de fútbol, y si lo ves en el Nuevo San Mamés, mejor aún. ‘La Catedral’ del fútbol respira un ambiente único, lo dicen los propios futbolistas y aficionados. Ver un partido del Athletic allí es algo único, y una experiencia que puedes unir a la de irte de pintxos antes de pasar al estadio. Eso sí que es vivir un partido en Bilbao al máximo.

Nuevo San Mamés. (Wikipedia Creative Commons)

Nuevo San Mamés. (Wikipedia Creative Commons)

7. Salir de fiesta.

Bilbao no sería Bilbao sin sus noches, sobre todo (obviamente) las de los fines de semana. Se trata de un plan que también es compatible con ir de pintxos. Es decir, sales a cenar en ese plan y ya lo empalmas con la noche y con las copas. Decenas de bares, pubs y discotecas para todos los públicos (muy animada es también la opción gay) que te harán disfrutar hasta el amanecer y para los más atrevidos, más allá del amanecer.

Jóvenes en una discoteca. paride de carlo (Flickr)

Jóvenes en una discoteca. paride de carlo (Flickr)

8. Puente de Portugalete.

Cruzar la ría suspendido por metros y metros de cable, ‘amarrados’ a una estructura de metal, es una experiencia más que excitante, por lo que no podíamos dejar pasar la ocasión de proponértelo.

Puente de Portugalete. descubriendoelmundo (Flickr)

Puente de Portugalete. descubriendoelmundo (Flickr)

9. Vive los pueblos de alrededor.

El área metropolitana de Bilbao acumula casi un millón de habitantes, por lo que si tienes tiempo te recomendamos que te acerques a algunos de ellos, como a Algorta, en Getxo (en fiestas, por ejemplo), Santurce o Portugalete.

Algorta. Iker Merodio (Flickr)

Algorta. Iker Merodio (Flickr)

10. Vistas y comer.

Para terminar te proponemos una comida con vistas, desde la cervecería Cobetas, en el monte del mismo nombre. Allí podrás combinar un entorno ciertamente natural con unas vistas espectaculares de la ciudad. De hecho, dicen que son las mejores vistas de Bilbao. Si lo prefieres, también puedes ir al mirador de Artxanda, al que se accede en funicular, y que cuenta también con unas vistas espectaculares.

Vistas desde Cobetas en 2009. Alberto Cabello (Flickr)

Vistas desde Cobetas en 2009. Alberto Cabello (Flickr)

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter