Las 5 curiosidades más sorprendentes del Metro de Madrid

12 septiembre, 2016 - Jorge Aznal

¿Te ha gustado nuestro articulo?
Las 5 curiosidades más sorprendentes del Metro de Madrid

El Metro de Madrid está, sin duda, entre los mejores del mundo. Sólo que muchas veces sus usuarios no se dan cuenta hasta que visitan otras ciudades donde la calidad del servicio es notablemente peor. La red de metro de la capital, con más de 324 kilómetros, es la séptima de mayor extensión de todo el mundo. Ahora que se acerca a los 100 años de vida, te invitamos a subirte al Metro de Madrid y conocer algunas de sus curiosidades. Para ello, sólo tienes que recorrer estas líneas…

1. El primer trayecto

La obras de construcción de la primera línea de metro en Madrid comenzaron en 1916. En 1919, el rey Alfonso XIII inauguró el trayecto de la línea 1 entre Sol y Cuatro Caminos, pero hubo un problema: en la fotografía oficial de la inauguración salió con los ojos cerrados. Y claro, como por aquel entonces no existía Photoshop, la solución fue pintarle los ojos en la foto.

sol

2. El sentido de la circulación

¿Sabes por qué los trenes del Metro de Madrid circulan por la izquierda? Pues porque ése era el sentido de la circulación de los transportes en el exterior cuando se inauguró en 1919. El sentido de la circulación en la superficie cambió en 1924, pero el del subterráneo se ha mantenido igual hasta hoy excepto en las líneas del Metro Ligero.

metro

3. Una estación con mucha pre-historia

En las excavaciones para construir la estación de Carpetana se encontraron más de 5.000 restos fósiles de animales con una antigüedad aproximada de 14 millones de años. Por eso en el vestíbulo de la estación hay sorprendentes reproducciones como las del mastodonte de la imagen.

carpetana

4. Estaciones fantasma

Como dice su eslogan, el Metro de Madrid vuela, sólo que en dos estaciones vuela como un fantasma: Chamberí y Arroyo del Fresno. La antigua estación de Chamberí, de la línea 1, es ahora el Centro de Interpretación del Metro. Y la de Arroyo del Fresno, en la línea 7, es una estación fantasma porque no se ha utilizado y permanece cerrada.

Chamberi

5. Un museo subterráneo

La estación de Ópera alberga en su interior un museo dedicado a la fuente de los Caños del Peral, una antigua fuente de unos 30 metros que abasteció de agua a los habitantes de Madrid y cuyos restos se hallaron en el subterráneo. La estación más profunda del Metro de Madrid es la de Cuatro Caminos, cuya profundidad equivale a un edificio de unas 20 plantas bajo el suelo.

opera

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter