Los 5 castillos más bonitos de la Selva Negra

3 diciembre, 2015 - Jorge Aznal

Castillo de Hohenzollern. Playlight55 (Flickr)
¿Te ha gustado nuestro articulo?
Los 5 castillos más bonitos de la Selva Negra

La Selva Negra es una de las zonas más hermosas de Alemania gracias a sus maravillosos paisajes verdes, tan deliciosos a la vista como su famosa tarta Selva Negra (elaborada con chocolate, crema y frutas del bosque) al paladar. Esa belleza natural es el mejor marco (y no nos referimos a la antigua moneda alemana) posible para estos 5 bonitos castillos de la Selva Negra que, en algunos casos, parecen sacados de un cuento:

1. Hohenzollern

A unos 50 kilómetros de la ciudad de Stuttgart se encuentra el Castillo de Hohenzollern, uno de los más bonitos de la Selva Negra. Los orígenes del castillo se remontan al siglo XI, cuando comenzó a construirse una fortificación que sería destruida en la primera parte del siglo XV. Tres décadas después, a mediados de ese mismo siglo XV, volvió a levantarse el castillo, que servía como refugio a la familia de la dinastía Hohenzollern. De aquel segundo castillo, que con el paso de los siglos cayó en el abandono, sólo queda la capilla de San Miguel.

El castillo actual, con influencias de la arquitectura inglesa neogótica y de los castillos del Loira, se erigió por orden de Federico Guillermo IV de Prusia entre 1846 y 1867 como homenaje a la dinastía Hohenzollern. En su interior se puede contemplar la corona y otros objetos de Guillermo II.

Castillo de Hohenzollern. Playlight55 (Flickr)

Castillo de Hohenzollern. Playlight55 (Flickr)

2. Hohenbaden

En la ciudad de Baden-Baden, en las laderas de la Selva Negra, se alza el Castillo Viejo (Altes Schloss) o Castillo de Hohenbaden, cuya construcción se remonta a los inicios del siglo XII. En 1599 fue prácticamente destruido a causa de un incendio. Desde la torre del Palacio Viejo se puede admirar la singular belleza de Baden-Baden, la Selva Negra y el Valle del Rin.

Castillo de Hohenbaden. Tuxbrother (Flickr)

Castillo de Hohenbaden. Tuxbrother (Flickr)

3. Hochburg

Otro de los castillos más bonitos de la Selva Negra es el castillo de Hochburg, cerca de la ciudad de Emmedingen, que está a unos 15 kilómetros de Friburgo. Cuenta con un museo en el sótano de bóvedas de la parte superior que fue inaugurado en 1990 con el fin de ofrecer información sobre la historia de este castillo en ruinas que data del siglo XI.

Ruinas del castillo de Hochburg. Der LicjtKlicker (Flickr)

Ruinas del castillo de Hochburg. Der LicjtKlicker (Flickr)

4. Rötteln

En el extremo suroeste de Alemania, muy cerca de la ciudad suiza de Basilea, se encuentra Lörrach, la localidad donde se ubica el castillo de Rötteln. Las ruinas de este castillo cuyos orígenes parecen remontarse al siglo XI se encuentran en una colina boscosa a más de 400 metros sobre el nivel del mar. Desde su Torre Verde, su punto más alto, se puede disfrutar de una impresionante vista de Lörrach, el valle del Wiese y las montañas suizas.

Castillo de Rötteln. Dirk Hofmann (Flickr)

Castillo de Rötteln. Dirk Hofmann (Flickr)

5. Lichtenstein

En los Montes Suabos, a unos 40 kilómetros de Stuttgart, podemos encontrar el Castillo de Lichtenstein, que se alza sobre los restos de una antigua fortificación medieval que servía de bastión a los caballeros de Liechtenstein. La inspiración de este castillo construido entre 1839 y 1842 es ciertamente curiosa porque procede de la literatura. En concreto, de un libro de caballerías titulado Liechtenstein con el que estaba obsesionado el Conde de Wurtemberg, que encargó el proyecto al arquitecto Carl Alexander Heidoff. Al menos la obsesión del conde por los libros de caballerías no llegó a tanto como la de Don Quijote…

Castillo de Lichtenstein. Polybert49 (Flickr)

Castillo de Lichtenstein. Polybert49 (Flickr)

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter