Central Park, el parque más famoso del mundo

8 julio, 2014 - Redacción

¿Te ha gustado nuestro articulo?
Central Park, el parque más famoso del mundo

¿Dónde si no en Nueva York iba a estar el parque más famoso del mundo? Nos damos un paseo veraniego por Central Park y solo nos faltas tú…

En una ciudad repleta de iconos como Nueva York destaca sobremanera su pulmón verde, Central Park. Uno de los incontables motivos de orgullo de los neoyorquinos, escenario de incontables películas y series de televisión y que es, por derecho propio, el parque urbano más famoso del mundo. Se extiende más de cuatro kilómetros de norte a sur y más de uno de este a oeste, entre las calles 59 Oeste (Central Park South) y 110 Oeste, la Quinta Avenida y Central Park West: más de cinco kilómetros cuadrados de vergel en pleno corazón de la ciudad atravesados de punta a punta por más de noventa kilómetros de senderos.

Un oasis de más de cinco kilómetros cuadrados en el corazón de Manhattan: eso es Central Park

Un oasis de más de cinco kilómetros cuadrados en el corazón de Manhattan: eso es Central Park

En invierno, patinadores sobre hielo, y en cuanto sale un rayo de sol, miles de neoyorquinos haciendo picnic, jugando al fútbol o al softball, o practicando jogging; y, siempre, los carruajes de caballos transportando turistas o parejas de enamorados jurándose amor eterno o proponiéndose matrimonio, conciertos, actuaciones… Todo lo que has visto en las películas se convierte en realidad en Central Park. En el Visitor Information Center (The Dairy), que ocupa una antigua vaquería, en la carretera que atraviesa el parque a la altura de la Calle 65, puedes informarte sobre todas las actividades que tienen lugar, además de conocer mejor la historia del parque gracias a una maqueta. Una historia que arranca a mediados del siglo XIX, cuando la Gran Manzana aún no pasaba de la Calle 42, el Ayuntamiento compró los terrenos y convocó un concurso que ganaron dos de los arquitectos más importantes de la historia de la Gran Manzana, Frederick Law Olmsted y Calvert Vaux.

senderos de kilómetros, ideales para la práctica del jogging

El Central Park tiene más de noventa senderos de kilómetros, ideales para la práctica del jogging

Además de la posibilidad de disfrutar de un picnic en una tarde de fin de semana veraniego, Central Park tiene mucho que ofrecer. Los lugares más interesantes se concentran en su tercio meridional; central está ocupado por The Reservoir, el gran estanque que sirve de depósito de agua municipal (y que no se debe confundir con The Lake, el lago), y el norte, pegado a Harlem, es el que presenta más naturaleza, donde destaca una colina, The Great Hill, que ofrece unas vistas magníficas de la ciudad. El zoo de Central Park (Central Park Wildlife Conservation Center (830 5th Ave. 64th St.), es un clásico de los fines de semana de los neoyorquinos. La fauna es variada, en la que destacan los pandas y los osos polares. El Carrusel (a la altura de la 64 st), en funcionamiento desde hace más de cincuenta años, es una auténtica obra de arte que fascina por igual a grandes y pequeños.

Central Park está repleto de rincones en los que disfrutar de un picnic

Central Park está repleto de rincones en los que disfrutar de un picnic

Los amantes de los Beatles no pueden perderse los Strawberry Fields (a la altura de W72nd St.), un homenaje a John Lennon, que murió asesinado en 1980 a la entrada de los cercanos Apartamentos Dakota, donde vivía. Siempre hay flores frescas y notas con poemas encima del mosaico que forma la palabra Imagine. Es un lugar de meditación; no se puede acceder a él con perros o bicicletas. La Bethesda Fountain y The Mall (una amplia avenida con estatuas de escritores famosos), son también interesantes. El Beldevere Castle, a los pies de un estanque, con su aspecto de castillo de la campiña inglesa consigue transportarnos a otro tiempo. En el lado de la Quinta Avenida, a la altura de la 105th St., encontrarán los Conservatory Gardens, unos jardines diseñados en estilo francés, inglés e italiano, con sus tres partes bien diferenciadas.

El Beldevere Castle fue construido en 1865 y alberga desde entonces un observatorio

El Beldevere Castle fue construido en 1865 y alberga desde entonces un observatorio

En verano, hay multitud de oferta cultural esperándote. Tienes, por ejemplo, el festival Shakespeare in the Park, gratuito, que este año celebra dos representaciones –El Rey Lear y Mucho ruido y pocas nueces– en el Delacorte Theater, situado en el centro del parque, cerca de la 79th Street Transverse Road. El jardín adyacente está formado por arbustos, árboles y flores que son mencionados en alguna obra de Shakespeare. También durante los meses veraniegos, hay espectáculos de este tipo organizados por The Metropolitan Opera. Y, desde luego, todo tipo de actividades: alquiler de bicis y patines e incluso caballos, visitas guiadas, pesca en el Harlem Meer -una laguna del norte del parque… Central Park es como la ciudad que lo acoge: tiene de todo para todos, fiel reflejo de la capital del mundo que es Nueva York. ¡Buen viaje!

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter