Curiosidades de la catedral de Toledo que desconocías

2 julio, 2018 - Bárbara Chacón

¿Te ha gustado nuestro articulo?
Curiosidades de la catedral de Toledo que desconocías
DESCÁRGATE YA Guía definitiva de los 20 pueblos más bonitos de España

Es el edificio más emblemático de Toledo y una de las iglesias más importantes de España, que todo turista nacional y extranjero no puede dejar de conocer si pasa por esta ciudad. Estas son las principales curiosidades de la catedral de Toledo.

Su construcción se inició en el siglo XIII. Concretamente, la primera piedra fue puesta en el año 1226 en el mismo lugar donde se erguía una gran mezquita. El templo posee un marcado estilo gótico, con una clara influencia francesa.

La planta del templo de cruz latina es llamada salón, por estar inscrita en un rectángulo. Está compuesta por 5 naves, sostenida por 88 columnas y 72 bóvedas. Las naves laterales se prolongan por detrás de la Capilla Mayor, rodeando el presbiterio.

Vistas de la catedral de Toledo

La catedral de Toledo (Pixabay)

Una de las curiosidades de la catedral de Toledo es que hay 5 puertas que permiten el acceso a la catedral: la de los Reyes, la de los Leones, un magnífico ejemplo del gótico tardío del siglo XV, y 3 puertas en la fachada principal: la puerta del Perdón, la de la Torre (o del Infierno) y la de Escribanos (o del Juicio). En el siglo XVI fue construido el retablo, la parte alta del coro y las rejas.

Entre las muchas curiosidades de la catedral de Toledo, cabe destacar que su única torre de 90 metros de altura está dotada de un magnífico campanario, que incluye la famosa Campana Gorda, que tiene más de 18 toneladas de peso. Está abierta al público y desde arriba permite disfrutar de una panorámica asombrosa.

Torre y cúpula de la catedral de Toledo

La catedral de Toledo (Pixabay)

La capilla mozárabe fue destinada por orden del cardenal Cisneros a la recuperación del rito mozárabe, sustituido por el católico tras la conquista cristiana de Toledo de 1085. Esta forma de celebrar la misa sobrevivió entre los cristianos que residían en territorio musulmán desde la dominación visigoda. La cúpula de la capilla es obra del hijo de El Greco, Jorge Manuel Theotocópuli. El altar de bronce y mármol de varios colores, en cambio, es de Juan Manzano, y la rejería gótica de Juan Francés, de 1524.

La capilla mayor contiene el mayor número obras de arte y estatuas. No dejen de admirar el gran retablo, hito del gótico florido antes de la llegada del Renacimiento. Una de las curiosidades de la catedral de Toledo es el sepulcro del cardenal Mendoza. Atribuido al italiano Antonio Sansovino, es considerado una de las primeras manifestaciones del arte renacentista en Castilla.

Interior de la catedral de Toledo

La catedral de Toledo (Pixabay)

Otra de las curiosidades de la catedral de Toledo son sus pinturas. Hay una excelente colección en la Sacristía, que cuenta con ‘El Expolio’ y ‘El Apostolado’ de El Greco, cuadros de Caravaggio, Ticiano, Van Dyck, Goya, Morales y Rubens, entre otros. También hay frescos de Juan de Borgoña y Lucas Giordano, que revisten las paredes de la Sala Capitular, en el caso del primero, y el techo de la Sacristía, del segundo.

Para admirar la catedral en toda su grandiosidad es aconsejable subir a alguna de las torres que hay en Toledo, como la Biblioteca de Castilla-La Mancha, en el Alcázar, o la Iglesia de los Jesuitas. Desde allí se pueden admirar los tejados de la catedral que forman una cruz perfecta, rodeada de agraciados pináculos.

Interior de la catedral de Toledo

La catedral de Toledo (iStock)

0 Comments

Deja tu comentario

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter