Los cinco cementerios más bellos de Europa

4 noviembre, 2014 - Redacción

¿Te ha gustado nuestro articulo?
Los cinco cementerios más bellos de Europa

No todos los cementerios recuperan el silencio y la calma habitual después del Día de Difuntos. A lo largo del mundo, hay algunos que se han convertido en verdaderas atracciones turísticas, bien sea por su belleza misteriosa, o porque son lugares de peregrinación donde rendir el último homenaje a personajes famosos allí enterrados. ¿Los visitamos?

Cementerio Novodevichy. Moscú

Panteón del gran escritor e intelectual ruso Nikolai Gogol en el cementerio Novodeichy de Moscú

Panteón del gran escritor e intelectual ruso Nikolai Gogol en el cementerio Novodeichy de Moscú.

Al suroeste de la ciudad hay una visita obligada para todo el que viaja a Moscú: el Monasterio Novodevichy, convento y fortaleza en pie desde el siglo XVI y declarado en 2004 Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Es uno de los lugares más visitados de Rusia en parte también por el cementerio que se encuentra adyacente al complejo, el más importante de la ciudad que alberga 27.000 tumbas, y que desde su inauguración en 1898 acoge las almas de lo más granado del panorama cultural, político, militar y económico del país, desde el escritor Anton Chekhov hasta el presidente Boris Yeltsin o Mstislav Rostropovich, uno de los más grandes violonchelistas de la historia.

Cementerio Highgate. Londres

Highgate Cemetery, Londres.

Highgate Cemetery, Londres.

Inaugurado en 1839 para mejorar la salud pública de la ciudad al no disponer de sitio para enterrar a los muertos, es actualmente uno de los más bellos ejemplos de cementerios victorianos y románticos que se puedan visitar en el mundo. No es por nada que forma parte de la Sociedad de Parques y Jardines de especial interés histórico de Inglaterra. El lugar está dividido en dos partes: la zona este que se puede visitar cada día libremente previo pago de 4 libras, y que acoge al personaje más famoso que reposa en el camposanto -con permiso de la familia Dickens o Georges Elliot que también se encuentran allí-, el filófoso Karl Marx, que sigue todavía moviendo masas que acuden a rendirle el último homenaje. Y la zona oeste, que sólo puede ser visitada a través de un tour guiado, previa reserva y pago de 12 libras, y que adentra a todo el que lo hace en una atmósfera misteriosa de lápidas y ángeles envueltos por la vegetación del bosque, además de poder disfrutar de imponentes ejemplos de arquitectura funeraria.

Cementerio Père Lachaise. París

El de Pere Lachaise es probablemente el cementerio más famoso del mundo.

El de Pere Lachaise es probablemente el cementerio más famoso del mundo.

Fundado a principios del siglo XIX y declarado Patrimonio Francés como Monumento Histórico, fueron Jim Morrison, Oscar Wilde, Honore de Balzac, Frederic Chopin, Edith Piaf o Marcel Proust, entre otros, quienes han convertido al Pere Lachaise en el cementerio más visitado del mundo, con más de dos millones de visitantes al año. Aunque pueda parecer extraño tiene un doble uso, ya que es utilizado como jardín por los parisinos, y no es extraño ver a gente paseando por sus senderos y jardínes acompañando a tan insignes propietarios. El cementerio está lleno de anécdotas en torno a las tumbas de los personajes ilustres que allí se encuentran, como las flores o las botellas de whisky que los incondicionales dejan a los pies de la tumba más visitada del lugar, la de Jim Morrison, o las marcas de pintalabios que decoraban la de Oscar Wilde hasta que la cubrieron con un cristal de dos metros para preservarla. Aunque sin duda la más curiosa es la del periodista Victor Noir, cuya leyenda cuenta que si se acaricia cierta parte de la estatua los hombres se llenan de vigor y fertilidad. ¿Adivinas cuál?

Cementerio de Staglieno. Génova

Cementerio de Staglieno, Italia

Considerado uno de los cementerios más grandes de Europa, sus mil metros cuadrados son más que un camposanto un verdadero museo de escultura al aire libre, que por su realismo y crudeza pone los pelos de punta e invita a la contemplación y la reflexión de la fragilidad de la vida. Preside desde 1835 la ciudad de Génova desde lo alto de la colina del distrito de Staglieno, en el valle del torrente Bisagno, y fue desde su nacimiento el lugar donde las grandes familias genovesas levantaban, compitiendo entre ellas, enormes panteones esculpidos por grandes artistas de la época. Aquí descansan los restos de importantes personajes de la vida italiana, como uno de los padres de la patria italiana, Feruccio Parri, el compositor del himno de Italia, Michele Novarro, o la mujer de Oscar Wilde, Constance Lloyd.

Cementerio de Luarca, Asturias

Cementerio de LuarcaBonita panorámica del Cementerio de Luarca (TusCasasRurales.com)

Si se quiere disfrutar de las mejores vistas de postal en uno de los pueblos más bonitos de España hay que subir hasta el promontorio de La Atalaya que se alza sobre el Mar Cantábrico, y donde se encuentra el cementerio de la localidad, cuyo primer enterramiento se produjo en 1849 cuando se empezaron a alzar bellísimos panteones modernistas de las grandes familias asturianas. Entre los personajes ilustres cuyos restos descansan en él está la nada ostentosa sepultura de Severo Ochoa, premio Novel de Medicina y Fisiología en 1959, y su esposa.

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter