Playas de lujo en Mallorca

3 julio, 2014 - Redacción

¿Te ha gustado nuestro articulo?
Playas de lujo en Mallorca

Cala Mondragó, Cala Deià, Es Caragol… En Mallorca, se esconden algunas de las mejores playas y calas de todo el Mediterráneo. ¡Vente con nosotros a descubrirlas!

La isla de Mallorca es un paraíso. Eso lo saben los millones de turistas que la visitan cada año y, por supuesto, sus habitantes, que la conocen palmo a palmo. Por eso, cuando les preguntas cuál es la mejor playa de la isla, no dudan: Es Caragol -El caracol, en castellano. Un arenal virgen en el sur de la isla de aguas turquesas que parece, verdaderamente, un lugar de otro mundo. Tanta belleza se debe a que no es un lugar de acceso fácil (pero tampoco es complicado, ¡no te asustes!) Se llega a ella o en barco o a pie: desde el cercano faro de Ses Salines, donde puedes dejar tu vehículo, hay un sencillo paseo de kilómetro y medio a orillas del mar, contemplando la vista de la isla de La Cabrera: ¡un paseo precioso! La playa es pequeña, de apenas medio kilómetro de largo y unos cien metros de ancho: las dunas, donde hay restos de búnkers de la guerra civil, se extienden otro kilómetro tierra adentro, hasta Sa Vall, la finca de la familia March (y la propiedad privada más grande de Baleares). No hay chiringuitos, ni ninguna otra construcción:  no olvides traer todo lo necesario. Aunque la ruta es muy sencilla, tampoco te olvides de hacerla en las primeras horas de la mañana, cuando el calor es más moderado que en las horas centrales del día.

calamondrago_mallorca

Cala Mondragó, una de las playas más populares de la isla de Mallorca

Mallorca tiene decenas de playas, casi todas ellas excepcionales. Más desarrollada que Es Cargol pero, también, muy muy destacable, es Cala Mondragò. La cala, distinguida con una más que merecida Bandera Azul, está en el parque natural del mismo nombre,  en el municipio de Santanyi, a unos cinco kilómetros del bucólico y típico pueblecito mallorquín de S’Alquería Blanca. Sí es accesible en coche y te vas a encontrar -además de un par de restaurantes, ideales- con que tiene dos playas: S’Amarador y la de es Caló de sa Font de n´Alis.

Cala Deià es una de las calas más populares entre los mallorquines

Cala Deià es una de las calas más populares entre los mallorquines

Pero no todas las playas de Mallorca son inmensos arenales, más o menos urbanizados. En el norte de la isla se yergue la imponente Sierra de Tramuntana, una cordillera tan bella que la UNESCO la proclamó Lugar Patrimonio de la Humanidad en 2010 y que guarda una colección de lugares simplemente espectaculares. Dos de las playas de la sierra preferidas por los mallorquines son Cala Deià -un pequeñísimo entrante del mar excavado en la roca a pocos kilómetros de Deià por una carretera serpenteante donde, además, hay un par de restaurantes donde hacen un arroz espectacular y donde no es raro encontrarse a famosos internacionales- y, sobre todo, Sa Calobra, la otra gran playa de la isla, en Escorça, bajo la sombre del monte más alto de Mallorca, el Puig Major. La ruta es exigente: la espectacular carretera que lleva a la playa salva en catorce kilómetros un desnivel de 900 metros con curvas de ¡hasta 360 metros!, así que ya te imaginas cómo es la recompensa que aguarda tras el reto. El gran reclamo de esta playa de arena, grava y cantos rodados, se encuentra tras el túnel peatonal que bordea los acantilados verticales y agrestes, dando acceso a la bellísima y paradisíaca desembocadura del Torrent de Pareis, fuente de inspiración de artistas y donde cada verano se realiza un concierto coral gracias a su acústica excelente. ¡Buen viaje!

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter