El Viajero Fisgón

Registrarse

Cancelación de viajes; cómo y cuando se puede cancelar una reserva

Actualmente la contratación de las vacaciones se suele hacer de manera anticipada debido a factores como: mejores precios, ofertas y descuentos especiales, por el conocimiento previo de las fechas de vacaciones…

Pero es cierto que la cancelación de las vacaciones es necesaria en ciertas ocasiones por motivos ajenos a nosotros (condiciones meteorológicas adversas o inestabilidad política en los lugares de destino, problemas de salud personales, familiares o laborales), por ello es importante conocer cómo se debe realizar la misma.

Cancelación de viajes*:

Hay que destacar que los derechos de los consumidores varían en función de si ha sido la empresa en la que se ha contratado el viaje la que decide cancelar el mismo o si es el propio viajero el que anula las vacaciones. En ambos casos, siempre hay que notificarlo por escrito.

- Si has contratado el viaje a través de una agencia de viaje y la cancelación del mismo se produce por causa de fuerza mayor (condiciones climatológicas muy adversas o por no haberse cubierto el número mínimo de plazas), debes saber que como cliente, tienes derecho a que se te reembolse el importe pagado por el viaje o que te faciliten el acceso a un viaje equivalente, además de una indemnización.
Además, al margen de la cancelación del viaje, puede que el mismo no se haya desarrollado según lo pactado o anunciado en la publicidad y condiciones del contrato. En estos casos, es importante conservar los folletos, contratos y documentación que informe sobre las condiciones para poder poner una reclamación.

- Si has sido tú el que ha contratado directamente el viaje debes tener en cuenta:

Cancelación del hotel:
Es importante en este aspecto leer con atención las especificaciones de cada hotel en el que se aloje el viajero ya que las condiciones de cancelación pueden variar. Por supuesto no son las mismas en España que fuera de nuestras fronteras; pero además, dentro de España puede variar dependiendo de si los establecimientos se acogen a normativas estatales o de la comunidad autónoma en la que se encuentren.

En la cancelación de la reserva de hoteles, hay que tener en cuenta dos factores: el aviso y la fianza. Dependiendo del tiempo con el que se avise la cancelación la repercusión será diferente pero insistimos en que puede variar según el hotel. Y los hoteles también pueden pedir una mayor o menor cuantía de reserva en función de su política.

De modo genérico, si se notifica la cancelación con 15 días de antelación, se devolverá al contratante el importe íntegro junto con la fianza. Mientras que después de ese plazo, varía la cantidad que el hotel se cobra en función de los días con los que se avise. Si no se avisa, no aparece el contratante o apenas quedan 24 horas del plazo de entrada en el hotel, este se puede cobrar el importe íntegro de la primera noche. Si no se avisa en ningún momento ni pasadas las 24 últimas horas, puede que el establecimiento se cobre el importe íntegro de todos los días contratados.

Cancelación de vuelos:
De nuevo las circunstancias varían si es la compañía aérea la que cancela el mismo (debe indemnizar a los clientes si la causa no está justificada) o es el viajero. En caso de que sea el viajero, la normativa varía según las compañías aéreas y si estas son o no de low cost. Normalmente, si apenas quedan 48 horas para la salida del vuelo, sufrirá una penalización y no le devolverán el importe íntegro de lo que pagó por los billetes.
Puede modificarse el titular de los billetes o incluso cambiar el día y hora de los mismos pero de igual modo sufrirá penalizaciones y costes según la empresa con la que vuele.

* NOTA INFORMATIVA: Contratación de seguros de viajes:
Independientemente de lo anterior, siempre es importante contar con un seguro de viaje que nos cubrirá en caso de cancelación bien sea por motivación del cliente o por causas ajenas. Además de la cancelación, un seguro puede cubrir otros aspectos como atención sanitaria, actos de piratería, daños graves, ciertos imprevistos… Dependiendo de las cláusulas que se elijan.
Estos son un tipo de póliza que cubre los gastos de anulación de un viaje, siempre que estén justificados y que tal motivo se encuentre contemplado en las cláusulas del seguro. Estos seguros indemnizan a los titulares que han contratado un viaje combinado (que incluye transporte y hotel) o unos billetes de avión, cuando se ven obligados a cancelar un viaje. En cada uno de los casos, el seguro cubrirá un importe máximo, que estará indicado en la póliza, si finalmente el cliente no puede disfrutar del viaje. Como mínimo, cubren los gastos que ya se hayan efectuado como adelanto del pago del viaje.