5 pueblos con más encanto cerca de Sevilla

16 mayo, 2017 - David García

Ruinas de Itálica en Santiponce (Estellez-iStock)
¿Te ha gustado nuestro articulo?
5 pueblos con más encanto cerca de Sevilla

Ocurre muchas veces que algo bello eclipsa a todo lo que tiene alrededor, aunque sea bello igualmente. Paso por ejemplo con una ciudad fascinante como Sevilla, que envuelve a miles de turistas cada día. Sin embargo, a su alrededor encontramos también otros enclaves igualmente embriagadores y con encanto que tal vez no gocen de la misma fama que su capital de provincia. Por eso es de justicia reconocerlo.

1. Carmona.

Carmona es uno de los municipios sevillanos (y españoles incluso) más desconocidos. Si crees que vas a poder disfrutarlo en una tarde, estás muy equivocado. Muchos son sus atractivos, de carácter mudéjar y renacentista sobre todo aunque también cuenta con un museo y una zona arqueológica en donde hubo una necrópolis romana. Te quedarás prendado de sus puertas (la de Sevilla y la de Córdoba); del Alcázar del Rey Don Pedro (hoy Parador Nacional); la Torre del Picacho y sus vistas; sus casas-palacio y sus iglesias y ermitas. Y a solo 28 kilómetros de Sevilla.

Vista de Carmona. Mamadela (iStock)

Vista de Carmona. Mamadela (iStock)

2. Osuna.

Que los responsables de la archiconocida serie ‘Juego de Tronos’ hayan decidido grabar allí algunos episodios habla ya muy bien de este municipio sevillano. Será tal vez por sus palacios, sus casa, su universidad, sus iglesias, ermitas, sus puertas, sus cortijos y su entramado de calles para perdernos en las que además de lo que se ve, podemos disfrutar de lo que se saborea, pues la oferta gastronómica de Osuna no nos dejará indiferentes.

Palacio en Osuna. CaronB (iStock)

Palacio en Osuna. CaronB (iStock)

3. Lebrija.

Decir Lebrija es viajar a tiempos renacentistas, los de sus más insignes vecinos: Elio Antonio de Nebrija, autor de la primera Gramática de la lengua española; y del navegante Juan Díaz de Solís, descubridor del Río de la Plata. Ese carácter se nota en su centro urbano, en sus calles, en sus casas y edificios religiosos. Merece la pena visitar este pueblo que, dicen, fue fundado por el dios Baco. Lo encontrarás a unos 78 kilómetros de Sevilla.

Vista de Lebrija. Emilio J. Rodríguez-Posada (Flickr)

Vista de Lebrija. Emilio J. Rodríguez-Posada (Flickr)

4. Cazalla de la Sierra.

Cuando hablamos de Sevilla, nos imaginamos una tierra llana, un valle, atravesado por un río (el Guadalquivir), y pocos se imaginan un paisaje montañoso. Pero lo hay, y Cazalla de la Sierra es su centro neurálgico. Este municipio se ha convertido en la capital del turismo rural sevillano y su entorno cada vez enamora a más visitantes. Se encuentra ya en el límite con la provincia de Badajoz, a unos 80 kilómetros de la capital sevillana.

Cazalla de la Sierra. Julen Iturbe-Ormaetxe (Flickr)

Cazalla de la Sierra. Julen Iturbe-Ormaetxe (Flickr)

5. Santiponce.

La capital romana de la provincia es Santiponce. Aquí encontraremos las ruinas de la famosa Itálica, una de las principales urbes de la Hispania romana y de donde son originarios Trajano, Adriano y, posiblemente, también Teodosio. Además de un anfiteatro, en Itálica se conservan murallas, la Casa de Neptuno, la Casa del Patio Rodio, la Casa de Hilas, la Casa de los Pájaros, el Trianeum (templo dedicado a Trajano), la Casa del Planetario y las Termas Mayores. Pero la ciudad siguió desarrollándose con esplendor en siglos posteriores. Prueba de ello es por ejemplo el Monasterio de San Isidoro del Campo. Y todo a escasos 10 kilómetros de Sevilla.

Ruinas de Itálica en Santiponce. Estellez (iStock)

Ruinas de Itálica en Santiponce. Estellez (iStock)

Si quieres conocer más sobre qué ver en Sevilla no dudes en visitar nuestra sección destinos.

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter