7 tópicos que pueden enfadar a un madrileño

29 diciembre, 2015 - Redacción

¿Te ha gustado nuestro articulo?
7 tópicos que pueden enfadar a un madrileño

Ellos dicen que el agua de Madrid es la mejor de España, que su cielo es el más bonito del mundo, que como en Madrid no se tiran las cañas en ningún sitio, que si no tienen playa es porque no quieren y que al hablar no tienen acento… Lo que no tienen es abuela, ¿eh? Vale que los madrileños molan mazo, pero… ¿a que se cabrean si les sueltas alguna de estas?

 1. Pichi, es el chulo que cas-ti-ga… Vamos, que decirle a un madrileño eso de rebosa chulería es como jugar ‘todo al rojo (o al negro, da igual)’ en la rueda de la fortuna. Tienes el 50% de probabilidades de que la persona a la que llamas chula sea chula. Y en este caso no ganarás porque te van a acabar sentando mal a ti sus chulerías, pues te vacilará todo lo posible. Con respecto al 50% restante, es decir, que le llames chulo a uno que no sea chulo, pues te va a dar lo mismo porque no le sentará bien.

1_Pichi_chulo_castiga

2. Los madrileños estáis siempre como atacados, ¿no? Vais siempre corriendo, cruzáis los semáforos con prisas, entráis en el trabajo con la lengua afuera, dejáis a los niños en el cole sin saber si los habéis dejado en el colegio correcto, bajáis y subís las escaleras del metro de cuatro en cuatro y, por el camino nunca hacéis una sola cosa a la vez… De hecho, en Madrid es habitual hombres o mujeres ciberorquesta (mientras envían y contestan WhatsApp en tres o cuatro grupos distintos están escuchando su lista de spotify de temazos mientras echan un ojo a twitter, facebook, instagram y las noticias en el iPad). Y todavía hay algunos que no llegan a comprender por qué se pasaron de parada en el autobús… Pero lo más divertido es cuando ves dos amigas que aun estando hombro con hombro se comunican con el móvil… Es lo más.

friends chatting with their smartphones

3. Del Real Madrid, supongo… ¡Ah! Entonces si eres madrileño o madrileña serás del Real Madrid, ¿no? Cuando un madrileño o madrileña que no es del Real Madrid escucha esta frase es probable que veas su cara de todos los colores del semáforo… Rojo, amarillo y… ¡verde! Ni todo el monte es orégano, ni todos los madrileños son del Real Madrid. También los hay del Atlético de Madrid, del Rayo, del Barcelona y, por supuesto, del Depor o del Athletic. Eso sí, lo que es cierto es que la mayoría de las casas botan al unísono si alguno de ‘La Roja’ marca un gol.

3_Del_real_Madrid_supongo

4. Siempre llegan tarde… ¿Te has dado cuenta de que las distancias no se miden en kilómetros, ni en paradas de autobús o de metro, ni siquiera en calles que quedan hasta llegar al destino? Todas las distancias se miden en minutos. Y como el tiempo es relativo, pues está claro que no todos tardamos el mismo tiempo en recorrer una determinada distancia, pues lo raro es que un madrileño sea puntual. Pudiendo llegar tarde, ¿para qué va a estar un ratito antes en el lugar convenido por si las moscas? Había tráfico, hubo un accidente, olvidé el abono transporte, tuve que parar en el cajero… Son expertos en el manejo del catálogo de excusas del impuntual perfecto.

Infinity time spiral

5. La, la, la, la… la, la, la… Ej que Madriz es lo que tiene, que puedes escuchar tanto, en cualquier lugar y durante tanto tiempo a los laístas que acabes diciendo “la dije” o “la gusta” como si fuese lo más normal del mundo, o mejor dicho, del idioma… Ahora, como le digas a un madrileño o madrileña que es laísta, prepárate, porque en Madrid se creen que han inventado el castellano y que fabricaron con sus manitas la cuna de Cervantes. Y también te olvidarás de que el nombre de la ciudad acaba en ‘d’, pues es que es más cómodo y también más sonoro decir que vives en Madriz. Si lo que quieres es moverte como pez en el agua entre madrileños, pon un “ej que” en tu parlamento. Viste mucho y da el pego. ¡Del mismísimo Vallecas! (a mucha honra).

Couple in Madrid eating Spanish savouries

6. No les hace gracia esperar… Son impacientes por naturaleza. Oirás en su boca a diario frases como: ¿Aún no has terminado? ¿Cuándo llegamos? ¿Le queda mucho? ¿Por qué número van? ¡Hombre, venga, que es para hoy! Les fastidia esperar, estén donde estén o tengan la prisa que tengan, pero, ¡oh, contradicciones de la vida! Resulta que a los madrileños no les queda otra que esperar, vayan donde vayan. Hay cola en los cajeros del banco, cola en la peluquería, cola en la entrada del colegio para dejar a los niños, cola en el supermercado… Y hablando de supermercado. No tengas ninguna duda. Esa señora que te pide permiso para colarse delante de ti porque “sólo lleva el pan y es un momento que tiene prisa”, sí, esa señora… Es madrileña.

Lady pushing a shopping cart in the supermarket.

7. La procrastinación al poder. Vayamos con la definición: Del latín: pro, adelante, y crastinus, referente al futuro. Postergación o posposición es la acción o hábito de retrasar actividades o situaciones que deben atenderse, sustituyéndolas por otras situaciones más irrelevantes o agradables. Los madrileños son los reyes de la procrastinación. “Bueno, esto ya lo vemos mañana si eso, ¿no?”, “¿Le importaría llamarme dentro de un rato, es que ahora estoy reunido?”, “¿Lo dejamos para el próximo finde? Es que ahora estoy un poco de bajón”… Efectivamente el “Vuelva usted mañana” no lo inventó un señor de Cuenca. Nació, creció y se reproduce a diario… en Madrid.

woman covering head with a pillow

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter