10 consejos para hacer buenas fotos viajeras

7 abril, 2015 - Miguel Á. Palomo

¿Te ha gustado nuestro articulo?
10 consejos para hacer buenas fotos viajeras

¿Qué sería de tu viaje si lo no inmortalizaras momentazo a momentazo? Tendrías que utilizar tus neuronas y tu memoria y prefieres hacer uso de la de la cámara digital o la de un móvil de última generación. Y luego querrás instagrameralas y quedar como un intrépido ciudadano del mundo. Pero para ello necesitarás una sencilla guía rápida del uso de una cámara en cualquier viaje, no vaya a ser que luego acabes haciendo fotos de tus pies con el mar al fondo, como medio planeta hace durante sus vacaciones. El consejo más importante: mete antes que nada en la maleta una cámara. La que sea. Luego, haz clic y da envidia a tus amigos con esas fotazas viajeras.

1. Mira primero, dispara después.

No quieres ser de esos turistas que ya bajan del autobús mirando a través del visor o de la pantalla de la cámara. Para conseguir buenas fotos hace falta que primero veas directamente a través de tus propios ojos. Así asimilaras mejor lo interesante a retratar. Una buena foto siempre es más recomendable que cien horribles. Y así no machacarás a tus amistades enseñando a la vuelta tu interminable álbum.

Mira primero. Dispara después / Foto: sidewalk flying

2. Viaja ligero, fotografía ligero.

No hace falta cargar con una tonelada de equipo, sino que es mejor valorar lo que mejor se ajusta a tus necesidades y conocimientos. Distintos cuerpos de cámara, objetivos, flashes, anillos conversores, tarjetas de memoria, filtros, parasoles… ¡Uf! Cámara réflex, micro 4/3, compacta o la del móvil. Cualquier formato puede ser bueno si sabes utilizarlo y si puedes ahorrarte un dolor de lumbago. Lo importante es estar, no tener una mochila llena de gadgets y objetivos último modelo.

Viaja ligero. Fotografía ligero / Foto: Capt' Gorgeous

3. No a las fotos postal.

Son sosas. Huye de los lugares comunes y de los paisajes bonitos pero convencionales. Rompe moldes con fotos más heterodoxas que digan algo del lugar pero también de ti mismo.

No a las fotos postal / Foto: Nestor's Blurrylife

4. Pasa desapercibido. No encañones.

Si te vales de un teleobjetivo para hacer fotos a la gente anónima, no invadirás su espacio pero tampoco serás muy discreto. Si te gustan los retratos cercanos, pregunta antes de disparar la foto. Una sonrisa y un poco de educación hacen mucho y tus fotos te lo agradecerán.

Pasa desapercibido. No encañones / Foto: KOEphotography

5. Mueve la cámara y… ¡oh!

Te sorprenderá lo que ganan tus imágenes con un simple movimiento y cambio del punto de vista. Juega con las diagonales. Agáchate. Ah, ¡y el formato vertical no está prohibido!

Mueve la cámara y... ¡oh! / Foto: scion_cho

6. Esconde tu flash.

Si no sabes controlar la luz artificial adicional, mejor no la utilices. El flash es muy útil para iluminar escenas poco iluminadas, retratos exteriores y ser creativos, pero puede ser la causa de todos tus problemas. El típico fogonazo sin control arruina gigas y gigas de memoria. Mejor sube la sensibilidad y utiliza velocidades de obturación lentas.

Esconde el flash / Foto: bark

7. Dame un punto de apoyo y moveré el mundo.

Si pasas de cargar con un trípode tan robusto que te hernie, hay mucha variedad de trípodes ligeros, así como de útiles monopies. Pero como sabes que las velocidades lentas son muy interesantes para según qué escenas, busca cualquier superficie a mano para apoyar la cámara y que la foto no trepide. Si no hay nada, respira profundamente y dispara en el momento de exhalar. Un poco de práctica y tus fotos cada vez estarán más quietecitas.

Dame un punto de apoyo y moveré el mundo / Foto: Hamed Saber

8. Paciencia. Keep calm, dear photographer.

A veces un minuto de espera merece un viaje entero. Las prisas son malas consejeras del fotógrafo viajero y es mejor aguardar al momento oportuno para conseguir captar “el instante decisivo”, a lo Cartier Bresson. Sí, lo sabemos, esperar es más fácil si se viaja solo.

Paciencia / Foto: Ian Sane

9. Redes sociales y postproducción. No te pases. 

No disimules, uno de tus objetivos principales cuando haces fotos durante tus viajes es compartirlas rápidamente para hacer rabiar al mundo entero. Por eso, tienes que tener a mano los dispositivos más rápidos para hacer uso de las redes sociales y tener en cuenta que cuanto mejores sean las fotos menos filtros de Instagram y menos chorradas tendrás que aplicar para embellecerlas. Una foto con un HDR artificioso o una foto sobreproducida y poco natural no es la que más likes consigue. O no debería serlo.

Redes sociales y postproducción / Foto: Paulo Brandão

10. Olvida estos consejos y haz lo que te de la gana. ¡Freestyle!

Lee atentamente todo lo que te hemos contado, interiorízalo y, una vez estés en el lugar de los hechos, haz lo que quieras porque tu imaginación y creatividad serán los límites. ¡Incluso puedes hacer fotos a contraluz! ¡A lo loco! Y no, no queremos ver tus pies en la playa.

Olvida estos consejos y haz lo que te de la gana / Foto: orijinal

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter