8 lugares fascinantes de China que los turistas aun no conocen

14 octubre, 2015 - David García

lugares de china flickr
¿Te ha gustado nuestro articulo?
8 lugares fascinantes de China que los turistas aun no conocen

Cuando un país es tan grande como China, es prácticamente imposible conocerlo de él todo. Siempre existirán atracciones turísticas, culturales o naturales que sean prácticamente desconocidas. Y es que el país da para mucho, ya decimos. Podrías visitarlo cien veces y en las cien veces ver cosas fantásticas, únicas e irrepetibles. Por lo pronto vamos a traer no cien, sino ocho, para ir abriendo boca.

1. Shilin.

‘El Bosque de Piedra’, que así se llama este desconocido (para el gran público) lugar, está situado a unos 90 km de Kunming, en la región de Yunnan. Recientemente ha sido incluido en la lista de Patrimonio Mundial de la Unesco, y es uno de los ejemplos más espectaculares de paisaje kárstico. Por eso está considerado un fenómeno natural extraordinario y una referencia geológica mundial.

1

2. La Garganta del Salto del Tigre.

No nos movemos de la región de Yunnan, pero sí de ciudad, y nos vamos a Lijiang. A unos 60 km al norte de dicha localidad encontramos estos cañones del río Yangtsé que fueron nombrados en el año 2003 por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad. Durante 16 km de largo, las gargantas permiten el paso del río entre los dos picos el Yulong Xue Shan de 5.596 m y el Haba Xue Shan de 5.396 m, en una serie de rápidos, rodeados de empinados escarpes de 2.000 m de alto, siendo el cañón de río más profundo del mundo. Se puede recorrer a pie perfectamente por las laderas.

2

3. Fengdu.

La conocida como ‘Ciudad de los Fantasmas’ se encuentra a la orilla del río Yangtsé y tiene una historia de más de 2.000 años ligada siempre a los fantasmas y a la vida después de la muerte. Así que si no tienes miedo y disfrutas con este tipo de historias, Fengdu es tu ciudad. Todos los templos están consagrados a espíritus y a fantasmas.

3

4. Presa de las Tres Gargantas.

¿Eres un amante de la ingeniería? ¿De las grandes obras civiles? Pues esta es una de las mayores del mundo. De hecho es la presa más grande del mundo. Desde que se empezó a construir, en 1994, hasta que se acabó, pasaron 16 años y se tuvo que realojar a más de 1,5 millones de personas. Por supuesto, está en el curso del río Yangtsé, en la ciudad de Yichang.

4

5. Tianjin.

Se trata de una de las ciudades menos conocidas del país pero sin duda es un destino perfecto para urbanitas. Modernos rascaciones, luz, neones… y todo a orillas del río Hai. En Tianjin podemos contemplar una versión china del London Eye (una enorme noria) y el segundo puente más largo del mundo. Y según podemos leer estos días, el año pasado fue visitado solo por un centenar de españoles. Está a unos 30 minutos en tren (de alta velocidad, eso sí) de Pekín.

5

6. Monte Emei.

Si eres un apasionado del budismo no puedes dejar de visitar este lugar porque es precisamente una de las cuatro montañas sagradas de esta religión. Tiene más de tres mil metros pero la subida no es difícil ya que tiene un espectacular teleférico que te lleva a la cima. Por allí te encontrarás con monos en libertas y pagodas, y unas impagables vistas aunque lo más probable es que no des con un día soleado pero a cambio disfrutes de un mar de nubes.

6

7. El Buda Gigante de Leshan.

Sigamos con el budismo. Ahora nos desplazamos hasta Leshan, un lugar cuya traducción literal es ‘la montaña feliz’. Otro lugar que también es Patrimonio de la Humanidad (desde 1996). Se trata de un acantilado en el que está esculpido el mayor Buda del mundo: 71 metros de alto ni más ni menos. Se puede subir hasta lo alto de su cabeza desde la base de la figura o verlo desde un ferry que pasa por el río que hay a los pies del acantilado. Sencillamente imponente.

7

8. La ópera de Sichuán.

Si visitáis la populosa ciudad de Sichuan no os podéis perder uno de sus espectáculos de ópera. No es una ópera al uso ya que podríamos decir que está combinada con números de magia que básicamente consisten en un continuo cambio de máscara del protagonista a ojos del espectador pero sin que se vea cómo lo ha hecho. Magia, vamos.

8

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter