8 motivos por los que no ir a Sevilla

30 septiembre, 2015 - Raúl Fernández

Giralda y Catedral, Sevilla (iStock)
¿Te ha gustado nuestro articulo?
8 motivos por los que no ir a Sevilla

Desde El Viajero Fisgón os recomendamos encarecidamente que no viajéis a Sevilla, por vuestro propio bien os aconsejamos no acercarse a la capital hispalense, a no ser que que os queráis dejar seducir por sus innumerables encantos y maravillas. Os avisamos, quien va a Sevilla queda locamente enamorado y su vida no volverá a ser igual desde entonces… A continuación, os damos 8 motivos por lo que no debéis ir a Sevilla si no queréis quedar ‘colgados’ de ella.

1. La Sevilla más monumental
Sevilla es sinónimo de historia, cultura y arquitectura. Desde la espectacular Plaza de España a la Giralda, sin olvidarnos de su fastuosa Catedral, el singular Barrio Santa Cruz o Los Reales Alcázares entre otros muchos.
Árabes, judíos y cristianos han dejado su huella en la ciudad que ha sabido armonizar los variados estilos. Cada rincón de la monumental ciudad deja tanto a propios como a extraños con la boca abierta.

Plaza de España, Sevilla (iStock)

Plaza de España, Sevilla (iStock)

2. Los Personajes ilustres de la historia
Hablar de Sevilla es hablar de grandes nombres propios: Velázquez,  Murillo, Becquer o los hermanos Machado han pasado parte de sus vidas en la capital hispalense, donde se inspiraron para realizar sus obras.  ¿Te aventurarías a descubrir su impronta en la ciudad?

Sevilla (iStock)

Sevilla (iStock)

3. La Semana Santa y la Feria de Abril
En primavera la ciudad vive sus dos semanas grandes que marcan el pulso de la capital. Una emocionante Semana Santa,  donde el fervor y el sentimiento de la fiesta religiosa embriagará a cualquier atrevido que se acerque a la ciudad, y una vibrante Feria de Abril, donde el color y la alegría lo invade todo.

Semana Santa, Sevilla (iStock)

Semana Santa, Sevilla (iStock)

4.Ciudad de vanguardias
Tradición sin dar nunca la espalda a la modernidad. Aires vanguardistas impregnan la ciudad, dos claros ejemplos: el Metropol Parasol, conocido popularmente como las Setas de la Encarnación (no dudéis en subir a su mirador) o el fantástico Centro Andaluz de Arte Contemporáneo contrastan con una ciudad marcada por sus férreas tradiciones

Las Setas de la Encarnación (iStock)

Las Setas de la Encarnación (iStock)

5. El clima
Ya lo dice el dicho “la primavera en Sevilla es una maravilla”, y es que su situación geográfica hace que la capital goce de más de 300 días de sol al año. Lo que permite a cualquier viajero poder pasear y disfrutar con comodidad de cada rincón de la ciudad y de sus múltiples terrazas sin sofoco alguno en casi cualquier época del año.

Sevilla (iStock)

Sevilla (iStock)

6. El Rio Guadalquivir
Convertido en una de las arterías principales de la ciudad, este río navegable no solo es destacable por las muchas idílicas postales que permite inmortalizar de la ciudad, si no que en los últimos años se ha convertido en un punto de referencia para diversas actividades, desde realizar deporte a tomar unas copas en un entorno único.

Guadalquivir, Sevilla (iStock)

Guadalquivir, Sevilla (iStock)

7. La Gastronomía
En la gastronomía de la ciudad vuelven a darse de la mano la tradición y  vanguardia, desde los lugares más castizos y clásicos a los lugares más modernos te permitirán disfrutar de un variado menú, con la tapa como máximo exponente. Un cerveza en el la Plaza del Salvador, un vino de naranja en el ‘Peregil’ o un salmorejo en ‘El rinconcillo’ hará las delicias de hasta los más exigentes.

Tapa - Javier Leiva (Flickr)

Tapa – Javier Leiva (Flickr)

8. Los sevillanos y la sevillanas
El poeta Antonio Machado escribió “Oh maravilla, Sevilla sin sevillanos”, desde El Viajero Fisgón no estamos nada de acuerdo con esta definición, es más apuntaríamos qué sería Sevilla sin lo sevillanos, haciendo día a día sentirse como en casa a cualquier foráneo. 

Calle Sierpes, Sevilla (iStock)

Calle Sierpes, Sevilla (iStock)

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter