¿Te gusta el senderismo? Apúntate estos 5 lugares

25 mayo, 2015 - Jordi Pastor

¿Te ha gustado nuestro articulo?
¿Te gusta el senderismo? Apúntate estos 5 lugares

En verano, el buen tiempo invita al camino y el excesivo calor, en ocasiones, justo a lo contrario. Por ello, elegimos cinco joyas senderistas al fresquito por todo el norte peninsular que invitan a coger la mochila, calzarse las botas y recorrer paisajes maravillosos sin desfallecer en el intento.

1. Ribeira Sacra (Orense y Lugo)

Bosques de castaños, robledales y extensiones de viñedo se mezclan con abedules y también madroños en una ruta senderista que se asoma hacia la espectacularidad del cañón del Sil, en la Ribeira Sacra. Este recorrido circular, de casi doce kilómetros, parte y llega a Parada de Sil, capital de la región, visitando el monasterio de Santa Cristina, una joya del románico del siglo XIII.

Foto: -QIQ-

2. Parque Natural de Valderejo (Álava)

Pequeño pero encantador, la diversidad del parque natural de Valderejo (Álava), que mezcla escarpados riscos, densos hayedos y prados en los valles que mantienen vivos los usos tradicionales (ganadería y agricultura) de la región, incluye además un espectacular itinerario senderista a través del desfiladero del río Purón, esculpido a lo largo de siglos de paciente erosión entre Lalastra y Herrán, ya en la provincia de Burgos y fuera de los límite del parque.

Foto: Alfredo Ruiz

3. Circo de Gavarnie (Francia)

Es uno de los must del Pirineo francés: contemplar el impresionante circo de Gavarnie, con sus tres muros de roca vertical superpuestos –hay 1.500 metros de desnivel entre el fondo del valle y los tresmiles que lo rodean–, rotos (en verano) por la elegante caída de la gran cascada; 423 metros de vuelo que se alcanzan en una ruta de poca dificultad (unos 11 kilómetros, ida y vuelta) desde el pueblo de Gavarnie, donde podremos dejar el coche. Para los más esforzados, se puede prolongar la ruta ascendiendo el circo por su parte derecha, en un itinerario ya de alta montaña que culmina en el refugio de Sarradets (2.587 metros), bajo la famosa y espectacular Brecha de Rolando.

Foto: Néstor

4. Barrots (Montsant, Tarragona)

Sendero vertiginoso y emocionante, no apto, eso sí, para quienes sufran de vértigo. La ruta del Grau de Barrots recorre en un aéreo balcón que recorre la vertiente sur de la espectacular sierra del Montsant, en la comarca del Priorat (Tarragona). Vistas increíbles a lo largo de un camino que incluye atravesar cuevas, trepar por clavijas metálicas para sortear pequeños muros verticales y algún que otro paso delicado a lo largo de la aérea cornisa principal. Unos 10 kilómetros (ida y vuelta) de dificultad media-alta.

Foto: Aka1936

5. Circo de Colomers (Lleida)

La ruta circular a los lagos de Colomers es un clásico senderista en el ilerderse Val d’Arán. Desde el refugio de Colomers, a orillas del Estanh Major (lago mayor), parten dos versiones de esta ruta circular, ambas perfectamente señalizadas, que varían en distancia y dificultad: una versión larga que supera los 8 kilómetros y las 3 horas de caminata, y una versión más light (hora y media de dificultad fácil) que reduce a cuatros los estanys visitados.

Foto: Fr Antunes

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter