Las puestas de sol de Cádiz

31 julio, 2014 - Redacción

¿Te ha gustado nuestro articulo?
Las puestas de sol de Cádiz

Todos los días del verano, una fusión perfecta de arte, música y naturaleza despide al sol en las espectaculares playas gaditanas. ¡No te lo puedes perder!

El atardecer convierte a la costa de Cádiz en una fiesta que la gente celebra en las playas, el castillo de Santa Catalina, la isla de Sancti Petri o el NMAC, pero también en los chiringuitos e, incluso, en una fortaleza… La provincia de Cádiz cuenta con 3.000 horas de sol, 300 días de sol al año y 260 kilómetros de costa para ver cómo el Astro Rey se esconde, en sus dos mares, en el Mediterráneo o en el Atlántico. Algunos de los mejores lugares para contemplarlo son el Faro de Punta Camarinal en Zahara de los Atunes, en el Faro de Trafalgar de los Caños de Meca o en las calas de Roche entre Conil y Chiclana de la Frontera. Desde lo alto de los acantilados de las calas y hasta el Faro del puerto pesquero de Conil, se puede disfrutar de unas maravillosas vistas de la puesta de sol. En las playas de Tarifa también hay miradores excepcionales y en Cádiz capital, la playa de Cortadura. Sanlúcar de Barrameda, es otro de los lugares imprescindibles porque el sol se esconde tras el parque nacional de Doñana, separados por la desembocadura del Guadalquivir.

Puesta de sol en la playa de Cortadura de Cádiz. Foto de David Ibañez Montañez

Puesta de sol en la playa de Cortadura, Cádiz.

Una cita obligada con el atardecer es la que todos los miércoles, y hasta el próximo 20 de agosto, tiene lugar en el castillo de Santa Catalina de Cádiz, uno de los iconos más reconocibles de La Tacita de Plata, que fue construida tras el asalto anglo-holandés de 1596 y modelo originario de muchos otros del continente americano. En esta imponente fortaleza se despide el sol como se merece: al son de diferentes espectáculos gratuitos, que van desde una fusión muy acertada desde la música clásica y el flamenco al pop andaluz, con cuyos sones los espectadores esperan a que el sol se esconda para romper en aplausos e irse van paseando por la playa de La Caleta y el barrio de La Viña.

Puesta de sol en la playa de La Caleta de Cádiz. Foto de Mayka Gómez

Puesta de sol en la playa de La Caleta de Cádiz

En Chiclana, y hasta el 15 de septiembre, hay la posibilidad de viajar en barco todas las tardes (a las 20h30 en agosto y a las 20h en septiembre. Precios: 12€, adultos; 6€, menores de entre 6 y 12 años; menores de 6 años, gratis), excepto los martes, para ver cómo se pone el sol en torno a la silueta del islote de Sancti Petri. El barco sale del puerto deportivo de Sancti Petri y, tras dar un paseo por el parque natural Bahía de Cádiz a través del Caño de Sancti Petri, se detiene frente al islote dónde la mitología cuenta que Hércules tenía su templo, y que se encuentra a sólo una milla de la costa y a 38 del Estrecho de Gibraltar. Allí, la embarcación se detiene para que los afortunados viajeros contemplen cómo el sol se desliza sobre la silueta del castillo.

Atardecer en la playa de la Barrosa, con el islote y castillo de Sancti Petri al fondo. Foto de Peejayem

Atardecer en la playa de la Barrosa, con el islote y castillo de Sancti Petri al fondo.

Muy cerca de las playas de Zahara de los Atunes y de los Caños de Meca se encuentra Montenmedio Arte Contemporáneo (NMAC), un parque de esculturas al aire libre donde se propone pasear por el bosque, empezando por la contemplación de la obra Second Wind 2005 de James Turrell al atardecer. Esta visita (toda la semana excepto lunes, con una duración de 45 minutos y un aforo limitado a 24 personas. Entradas: 30€, los sábados, 15€. Reservas en el 956 455 134 y reservas@fundacionnmac.org) se realiza, linterna en mano, para ver las obras en el campo desde una nueva e inesperada perspectiva. La obra de James Turrell está bajo el nivel de la tierra y a ella se accede por un túnel. Dentro te sorprende una stupa de piedra con una abertura circular por la que se ve el cielo. Una obra que adquiere mayor significado en la puesta de sol, porque se puede percibir el espectro de colores del cielo y la sensación de que este se encuentra al alcance de la mano. ¡Buen viaje!

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter