Ruta por los pueblos blancos de Cádiz

5 mayo, 2017 - David García

Vista panorámica de Arcos de la Frontera. JoseIgnacioSoto (iStock)
¿Te ha gustado nuestro articulo?
Ruta por los pueblos blancos de Cádiz

Cuando hablamos de Cádiz, es posible que lo primero que se nos venga a la cabeza sean sus paisajes de playas, pero la provincia andaluza es mucho más. En su interior, y por su sierra de Grazalema (Reserva de la Biosfera por la UNESCO), esconde una herencia de carácter árabe, marcada por la blanca cal de las fachadas de sus casas, que salpican en ocasiones paisajes imposibles. Se trata de la ruta por los pueblos blancos de Cádiz, conformada por 19 municipios: Arcos de La Frontera, Bornos, Espera, Villamartín, Algodonales, El Gastor, Olvera, Torre Alháquime, Setenil de las Bodegas, Alcalá del Valle, Prado del Rey, El Bosque, Ubrique, Benaocaz, Villaluenga del Rosario, Grazalema, Benamahoma y Zahara de la Sierra. Destacamos los cinco más importantes.

1. Setenil de las Bodegas.

Sus famosas calles de las Cuevas del Sol y de las Cuevas de la Sombra son ya conocidas internacionalmente. Sus casas están excavadas en las rocas del desfiladero que forma el río Guadalporcún. Decenas de turistas pasean por esas calles, repletas de agradables bares donde disfrutar del aperitivo por ejemplo. Imprescindible.

Setenil de las Bodegas. Mmeee (iStock)

Setenil de las Bodegas. Mmeee (iStock)

2. Grazalema.

El municipio que da nombre a la sierra en el que se sitúa es un enclave privilegiado formado por casitas blancas que contrastan con el verde de las montañas que lo rodean.

Grazalema. AlbertoLoyo (iStock)

Grazalema. AlbertoLoyo (iStock)

3. Arcos de la Frontera.

De los pueblos blancos de Cádiz es el más poblado y el más importante en cuanto a turismo interior de la provincia se refiere. Tiene además un rico pasado, al haber sido capital de la Taifa de Arcos en la época musulmana y capital del Ducado de Arcos a partir de 1493. Como todos los de la comarca, se encuentra en lo alto de un cerro, junto al río Guadalete.

Vista panorámica de Arcos de la Frontera. JoseIgnacioSoto (iStock)

Vista panorámica de Arcos de la Frontera. JoseIgnacioSoto (iStock)

4. Ubrique.

Ubrique es otro de los pueblos blancos de Cádiz que no hay que dejar de ver, sobre todo porque allí perdura todavía una de las industrias más tradicionales de España: la de la piel, reconocida internacionalmente en el sector marroquinería. Tanto es así que hasta firmas como Loewe tienen a este municipio gaditano como proveedor.

Calle y casa en una roca de Ubrique. Mmeee (iStock)

Calle y casa en una roca de Ubrique. Mmeee (iStock)

5. Olvera.

La localidad es todo un espectáculo para la vista. Sus casas, que parecen escalar sobre una ladera, se encuentran coronadas por su imponente iglesia. El municipio fue declarado conjunto histórico-artístico en 1983, contando con varios monumentos civiles y religiosos de gran valor artístico y arquitectónicos. También cuenta con varias fiestas declaradas de Interés Turístico como la Semana Santa14 15 o el Lunes de Quasimodo, siendo esta la romería más antigua de la provincia de Cádiz.

Vista general de Olvera. AlbertoLoyo (iStock)

Vista general de Olvera. AlbertoLoyo (iStock)

Si quieres conocer más sobre Cádiz y sus pueblos no te pierdas nuestros artículos

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter