Los 10 mejores afterworks de España

1 junio, 2015 - Miguel Á. Palomo

¿Te ha gustado nuestro articulo?
Los 10 mejores afterworks de España

Nos ponemos estupendos. Cuando salimos del trabajo, estamos acostumbrados a irnos de cañas pero de vez en cuando nos da por un homenaje más sofisticado en locales de moda donde sí, hay mucho postureo. La hora del cóctel y el picoteo sibarita requiere una guía de establecimientos variados con la que hacerse el enterado delante de tus compis de curro. Estos son algunos de nuestros favoritos.

1. Collage, Barcelona

Lo llaman bar-laboratorio pero el de Ciutat Vella es un ejemplo de cómo se debe tomar en serio la coctelería de autor. El local de la sociedad Mixology Mobile, bautizado también como Art & Cocktail Social Club, es más que un kitkat urbano ya que eleva sus prestaciones a espacio artístico con una bonita barra de baldosas multicolores y un lounge con piano y muebles vintage. Una referencia de la creatividad.

Collage

2. Ramsés, Madrid

Más clásico que el anterior. Clasicazo. Pero no por su efectista puesta en escena made in Philippe Starck –e incluso David Lynch, al que le dejaron diseñar uno de los salones- sino porque ya forma parte del imaginario colectivo del afterwork más pichi madrileño. Y del brunch, y del copeo… Y con la Puerta de Alcalá en primer plano. La propuesta culinaria corre a cargo de Aurelio Morales.

Ramsés

3. Gabbana Beach, Valencia

Cócteles frente a la Playa de las Arenas. Suena bien. El caso es que estamos ante uno de los oasis más refrescantes del verano en la ciudad, con un lounge que pone la guinda al hotel boutique y al restaurante mediterráneo de la casa. Todo tipo de fiestas con animación de dj invitan a la desconexión diaria con aperitivo a la italiana y una coctelería provista de frutas del día.

Gabbana

4. Totó, Barcelona

Territorio del Eixample y Paseo de Gracia, cocina que entra por los ojos desde su inspiración italiana pero en la que no faltan productos del terruño catalán de km 0, decoración de Lázaro Rosa Violán, coctelería clásica y de autor, y ambiente estimulante para cerrar la jornada. Diferente.

Totó

5. Dray Martina, Madrid

Informal, alegre, bullicioso. Una pizca hipster. Hay que entrar. En el barrio de Las Salesas surgen locales y locales, pero este es uno de los imprescindibles de la penúltima hornada gracias a su interiorismo vintage, al buen rollo del personal, a sus tartas y a sus copas bien servidas. Aquí el gintonic apetece a todas horas.

Dray Martina

6. Magnum Club, Sevilla

Costó pero la capital hispalense ya tiene afterworks de altura. Uno de los más amplios y versátiles es este bar de copas del centro que se apunta a los eventos deportivos, a las fiestas de marcas, a la selección de cachimbas, a los desayunos variados y a las cartas interminables de ginebras y vodkas. Tetería, coctelería y gintoneria para la parada ejecutiva de la tarde.

Magnum Club

7. Daps Bar, Barcelona

Es puro afterwork, mucho más desde que se lavara la cara para vestirse de un cosmopolitismo urbano fiel a una referencia claramente neoyorquina. La moda es la moda. El Daps nunca ha fallado en plena Diagonal pero ahora luce más y mejor que nunca para seguir sirviendo cócteles y tapas ricas a ritmo de dj.

Daps

8. DRY Martini by Javier de las Muelas, Madrid

El afterwork de hotel es un básico y si además cuenta con un maestro de la mixología el éxito parece garantizado. El lujoso hotel Gran Meliá Fénix, en la Plaza de Colón, se ha sabido rodear del restaurante Caray y, al otro lado, de una coctelería con el aval de todo un Javier de las Muelas, tal vez la personalidad que más ha reivindicado en los últimos tiempos el papel del cóctel en España. Además, las tapas y canapés están a la altura de sus mezclas. Palabras mayores de la alta coctelería.

DRY Martini

9. Boca Chica, Barcelona

Porque el afterwok cuanto mejor puesto, mejor sabe. Entre la Diagonal y Gràcia, el maridaje de gastronomía y coctelería está servido en el envoltorio lujoso del restaurante Boca Grande trabajado por el estudio de Lázaro Rosa Violán –sí, otra vez él- para experimentar todo el savoir vivre.‬ Los brebajes están preparados por el barman Sergio Padilla.

Boca Chica

10. Punk Bach, Madrid

Estábamos obligados a incluir esta brasserie que, desde que abriera en pleno Paseo de la Castellana, no ha dejado de ser carne de ranking. La decoración rutilante de Lázaro Rosa Violán –parece que el afterwork es solo suyo- impone un voluntario carácter canalla a la propuesta de una divertida carta de platos y raciones y una de cócteles poco usual. La barra con espectacular expositor en mitad del local, las fotos rockeras y los cuartos de baño intimidantes son solo algunos de sus detallitos extras.

Punk Bach

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter